Madrid realizará inspecciones de consumo en los talleres

La intención de esta campaña de inspecciones de consumo es comprobar que los talleres de reparación se adecuan a la normativa legal.

El Ayuntamiento de Madrid ya ha puesto en marcha una campaña de inspecciones de consumo en los talleres. Esta campaña, que se prolongará hasta finales de noviembre, ha sido iniciada ya que, según informa Asetra, algunos de sus asociados ya han recibido la visita de los inspectores.

Esta situación se enmarca dentro de una campaña general de establecimientos abiertos al público, donde el Instituto Municipal de Consumo busca comprobar que los talleres de reparación se adecuan a la normativa legal.

Aspectos que el taller tiene que tener en orden

Según informa la asociación, dentro de la lista de apartados que se tienen en cuenta en la inspección de consumo, de acuerdo a lo dispuesto en el Real Decreto 1457/1986 de Talleres, destacan la documentación del taller, su placa-distintivo y publicidad y la información facilitada al usuario.

Asimismo, se controlarán la elaboración de presupuestos y resguardos de depósito, la instalación de piezas de repuesto, la generación de facturas, la garantía de las reparaciones y la existencia de hojas de reclamaciones.

Sanciones de hasta 600.000 euros

Ante esta situación, la asociación de talleres madrileños ha enviado a sus asociados un documento para que, a modo de autochequeo, comprueben el grado de cumplimiento de sus obligaciones como taller. Advierten que, en caso de detectar alguna irregularidad, intenten subsanarla lo antes posible para evitar problemas durante la visita de los inspectores.

En el caso de que los talleres incumplan algunas de estas obligaciones, se enfrentan a sanciones previstas en el mencionado decreto. Según su gravedad, estas pueden llegar hasta 3.000 euros, por infracciones leves; 15.000 euros, si son graves; o 600.000 euros, si se trata de infracciones muy graves.