Manel Báez: “La Distribución – Valores Añadidos”

En la nueva entrada del blog de Manel Báez se habla de algunos valores añadidos que los distribuidores aportan a la relación taller-distribución, y de cómo conseguir optimizarla.

Hace un tiempo leí un artículo en este mismo medio donde se decía que la distribución española estaba loca. Se aludía a los niveles de servicio que se prestan al taller y los costes que representan para la distribución.

Argumentos como la mucha competencia entre recambistas, una densidad elevada de talleres, uno o dos talleres por cada mil habitantes, muy por encima del resto de países del G5.

Un dato que es de valorar es que el 70% de los pedidos se entregan en menos de una hora. Puedo imaginar el coste logístico que supone para la distribución.

Yo que ya llevo unos años – vamos, toda mi carrera profesional – en este sector observo como el proveedor de piezas al taller, en la mayoría de los casos, se esfuerza por darle a este último valores añadidos. Es por ese motivo que más que un proveedor yo le llamaría un socio.

¿Cómo valora el taller esta inmediatez en el reparto? Seguramente más que el precio de la pieza.

Pero siempre me pregunto si esta forma de trabajar puede optimizarse y la respuesta es que sí.

Empezando por el taller:

  • Gestionando bien su planificación de entradas y analizando previamente a la entrada a taller del vehículo.
  • Agrupando la necesidad futura en un pedido diario.
  • Con la implementación de procedimientos de trabajo en el área de taller (si se trabaja sin orden se genera caos).
  • Asistencia a la formación que se ofrece desde el proveedor, tanto técnica como formación en gestión (saber rentabilizar sus conocimientos técnicos).

Otro factor que puede mejorar la relación taller-distribución es el comercio electrónico.

Estuve recientemente en un congreso sobre la transformación digital y escuché una frase que decía “Si a usted le quedan 3 años para jubilarse no ponga atención”.

Al resto les diría que apostaran por digitalizar sus procesos, y el de compras es uno de los más utilizados por el taller.

Siguiendo la línea de la digitalización, aún se me hace extraño y me sorprende que haya talleres sin programa de gestión. Si alguno se encuentra en esta situación, por favor, que pregunte a su socio distribuidor, seguro que le dará asesoramiento en este tema.

Y por último, lanzo una pregunta a los distribuidores: ¿Qué se precisaría para que sus socios (los talleres) maximicen esos valores añadidos? 

Y que esta optimización de procesos beneficie tanto al taller como a la fidelidad de éstos hacia el proveedor de piezas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir en Facebook

Compartir
Artículo anteriorLa caída del diésel hace subir las emisiones de C02
Artículo siguienteASER abre la mente

¡Suscríbete a nuestro newsletter!