Manel Báez: “Planificar para rentabilizar las horas de taller”

En esta nueva entrega del blog de Manel Báez, el especialista en análisis de procesos de taller e implantación de estrategias de mejora habla sobre cómo realizar una planificación para poder rentabilizar las horas del taller.

“Estamos de acuerdo que para que un taller de reparación multimarca sea rentable ha de tener claro que ha de intentar facturar las máximas horas posibles de su potencial.

Planificar bien toda la actividad de taller ayuda a facturar más horas. Esto se ve desde “la barrera”, como desde “el ruedo”.

Supongo que por mi actividad profesional entenderéis que visito bastantes talleres y que al mismo tiempo puedo compartir experiencias, técnicas y métodos con ellos, tanto en mis visitas como en las jornadas de formación que impartimos por toda la geografía.

Quisiera poner como ejemplo un sistema sencillo pero muy útil. Es un sistema que vi no hace mucho en un taller de una red referente en España. Un sistema que todo taller podría poner en marcha, y remarco, es un método implantado en el taller, es decir, desde “el ruedo”.

Para empezar es necesario abrir las órdenes de reparación, algo no sólo necesario para la planificación sino obligado por Ley. Recomendamos imprimir mínimo dos órdenes más el resguardo de depósito a entregar al cliente.

Evidentemente se necesita un planning de pared. Puede ser uno comprado, uno fabricado por el taller o un simple corcho.

Un espacio donde se ubican las órdenes de reparación (una de las copias impresas), asignando a cada técnico los trabajos según prioridad y especialidad. Sólo con esto, el jefe de taller tiene de forma visual una fotografía de la carga de trabajo. Coches en curso, por empezar, pendientes de piezas y/o autorizaciones y vehículos acabados.

Y como no, necesitamos un procedimiento de trabajo. ¿A qué me refiero con el procedimiento? Simplemente que todo el mundo sepa qué y cómo hacer las cosas.

El jefe de taller o la persona que atiende al cliente debe abrir las órdenes, asignar al técnico en el planning y depositar la otra copia en el vehículo.

El técnico tiene la responsabilidad de apuntar en la orden que hay en el vehículo los materiales necesarios para la intervención y mover la orden del planning según el estatus (en curso, pendiente de piezas/autorización) o finalizado.

Este método tan simple pero tan eficaz aporta al taller eliminar paseos y esperas de los técnicos, por tanto, este tiempo se emplea en la reparación.

Algo tan obvio, de sentido común que, por falta de pararse a pensar, no es aplicado y que hace que se fuguen horas productivas de taller.

Si un técnico “pierde” cinco minutos al día por falta de planificación equivale a 2,5 días al año. Esos días, aplicando un porcentaje de eficacia óptimo del 80% suponen 16 horas menos de facturación. Quizás visto así no se le dé importancia, pero hablamos de un solo técnico y de cinco minutos al día”.