MANN-FILTER capitanea la nueva etapa de filtración

El filtro de habitáculo, esencial para mantener la seguridad al volante

Los vehículos más avanzados tienen entre sus prioridades la innovación constante de los sistemas de seguridad. Un coche cuenta con múltiples dispositivos de protección, pero los airbags y los cinturones de seguridad son dos de los principales elementos que nos protegen en caso de accidente. Sin embargo, frecuentemente olvidamos las amenazas invisibles para la conducción: alérgenos, gases tóxicos, hongos, bacterias… y este año, estas amenazas cobran mayor importancia. Desde MANN+HUMMEL aseguran liderar lo que ya se conoce como la nueva etapa de la filtración.

Un filtro de habitáculo de alto rendimiento impide que los “invitados no deseados” entren en el interior de nuestros vehículos, y de ahí a nuestros pulmones. El mantenimiento regular del filtro de habitáculo garantiza la seguridad y protección de la salud del conductor y sus ocupantes. Actualmente el filtro de habitáculo es la única barrera entre los elementos contaminantes del exterior (polvo, hongos, hollín, alérgenos, ozono…) y los ocupantes del vehículo.

Más allá de la seguridad y la higiene en el interior del vehículo, la filtración se muestra también como un elemento primordial en cuanto a la ‘salud’ del motor del vehículo se refiere. Por eso, MANN-FILTER ha desarrollado su filtro de combustible MANN-FILTER PU 12 004 z, con separación de agua en tres etapas, que es capaz de retener más del 90% de las gotas de agua de los combustibles diésel:

  • En la primera etapa, el medio filtrante elimina las partículas de suciedad sólidas del combustible diésel con fiabilidad.
  • La segunda etapa de filtrado utiliza un vellón coalescente, que retiene incluso las gotas de agua más finas de la emulsión de combustible/agua y las combina para formar gotas mucho más grandes.
  • En la tercera etapa, un tamiz hidrofóbico asegura que las gotas agrandadas no entren en el sistema de inyección. La gravedad provoca que el agua separada se acumule en una cámara de recogida de agua en el módulo de filtro. Un sensor avisa en cuanto existe la necesidad de drenar o desviar el agua manualmente.

Los sistemas de una y de dos etapas disponibles en el mercado alcanzan una eficiencia de separación relativamente baja, de entre un 35 y un 40 por ciento como máximo, por lo que no proporcionan una protección fiable para los sistemas de inyección modernos. El MANN-FILTER PU 12 004 z separa más del 90% de las gotas de agua de los combustibles diésel de las estaciones de servicio actuales, incluso en el caso de gotitas diminutas de hasta diez micrómetros.

El filtro está disponible en calidad de equipo original al 100% para el mercado independiente. La referencia PU 12 004 se suministrará en un kit, junto con el prefiltro PU 5003, disponible como conjunto PU 12 010-2 z para la plataforma Mercedes HDEP (Actros y Evobus).

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anterior«Protestar protestamos todos, pero en el momento de involucrarnos…»
Artículo siguienteSoluciones personalizadas para el mantenimiento de las cabinas de pintura

¡Suscríbete a nuestro newsletter!