Más de 9.500 neumáticos en desuso acumulados en Lanzarote

La mayoría de estos neumáticos en desuso se han encontrado en puntos incontrolados, como pilas de vertederos o han sido empleados con fines inapropiados.

Se han encontrado más de 9.500 neumáticos fuera de uso en Lanzarote, repartidos a lo largo y ancho de su geografía. La mayoría han sido hallados en puntos incontrolados, como pilas de vertederos, o han sido empleados para fines inadecuados, según recoge El Diario de Lanzarote.

Tal y como señala el informe encargado por el Cabildo de Lanzarote, estos vertidos suponen un problema medioambiental para la isla ya que para fabricar un solo neumático de camión se emplea medio barril de petróleo crudo, por lo que si éste no es gestionado correctamente, una vez agotada su vida útil, puede ocasionar contaminación ambiental.

De este modo, el almacenamiento como método de gestión puede causar “daños irreversibles” en el medio, debido a problemas de estabilidad, por causa de la degradación química parcial que surge del propio proceso de almacenaje, según informa el medio digital.

Asimismo, el informe indica que la quema directa para eliminar estos residuos es igualmente contaminante debido a que da como resultado la emisión de gases con alto contenido en partículas nocivas.

Es por este motivo que El Cabildo de Lanzarote propone la recogida controlada de neumáticos y transporte a un centro de clasificación para el posterior reciclaje de los mismos, con el objetivo de evitar el impacto ambiental que produce su abandono, así como para aprovechar sus materiales para diversas aplicaciones o el ahorro que su reciclaje supone en utilización de materias primas, recursos naturales y energía en la fabricación de nuevos productos.

Por su parte, el proyecto propuesto prevé que el plazo para la recogida de neumáticos en los puntos contemplados en el informe requerirá de una inversión de 50.000 euros.

Métodos de tratamiento de residuos

A su vez, el estudio recuerda que los neumáticos en desuso están sometidos al Real Decreto 1619/2005, de 30 de diciembre, que tiene como objetivos principales prevenir la generación de neumáticos fuera de uso y establecer el régimen jurídico de su producción y gestión, así como fomentar su reducción, reutilización, reciclado y otras formas de valorización.

Así, entre los métodos de tratamiento de estos desechos se encuentran la reutilización o recauchutado, que consiste en sustituir la banda de rodadura gastada por una nueva. Con este proceso se obtienen neumáticos recauchutados, que ofrecen las mismas prestaciones que un neumático nuevo, pero habiendo empleado para ello tan sólo un 25% de materiales nuevos.

Además, existe la opción del reesculturado que se emplea principalmente en neumáticos para vehículos industriales y que consiste en renovar el dibujo de la goma.

Por último, con respecto al reciclado, se utilizan distintos métodos de aplicación de calor o medios físicos. Los materiales que se obtienen tras el tratamiento de los residuos de neumáticos pueden tener varios usos, como rellenos de césped artificial, suelos de seguridad, parques infantiles, mezclas bituminosas, aplicación ornamental, suelas de calzado, fabricación de piezas de caucho, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir en Facebook

Compartir
Artículo anteriorRepsol e Ibil impulsan la red de recarga de coches eléctricos
Artículo siguienteBrembo registra un millón de visitas en su web

¡Suscríbete a nuestro newsletter!