Metalcaucho apoya a Pol Castells en el rally de Osona

Pol Castells, joven piloto que compagina su puesto como técnico en el Departamento de Calidad de Metalcaucho con su pasión por las carreras, tuvo problemas mecánicos que le obligaron a retirarse antes de tiempo del rally de Osona.

Metalcaucho está al lado de Pol Castells a las duras y a las maduras. Y es que el Peugeot 206 XS Motor 1.6 que conduce el joven piloto presentó varios problemas mecánicos y le obligó a retirarse antes de tiempo del rally.

Después de una muy buena primera carrera de este Campeonato de Cataluña de Promoción (CCP), en mayo en el Rally Ciutat de Valls, Pol Castells se presentaba “ilusionado y preparado” para darlo todo, aspirando incluso a una victoria que se le escapó por poco en la primera cita. Sin embargo, ya desde el principio en este Rally de Osona que se celebró el día 3 de julio en las inmediaciones de Vic (Barcelona), “las cosas se torcieron”, como señalan desde la compañía. Tras un primer bucle en el que la elección de neumáticos no fue la correcta, se pasó a un segundo bucle al que salieron con ruedas nuevas y un buen ritmo de carrera. Pero, el pedal del acelerador dejó de funcionar, obligándoles a parar, perdiendo más de 2 minutos y toda opción para la victoria, explican.

A pesar de las dificultades, se reincorporaron a la carrera y recuperaron tiempo a sus rivales, acabando terceros en ese tramo. Tras el parón del medio día, realizaron algún ajuste en el coche, pero muy pronto se dieron cuenta de que el coche no acababa de ir bien. El embrague dijo basta y se vieron obligados a abandonar.

Al término de la carrera, Pol Castells comentaba que “este es un rally para olvidar y aprender. Así de crueles son las carreras, teníamos ritmo, ganas y motivación por hacer un buen papel e intentar hacer un resultado que nos diera la confianza para luchar por el título. Tras este abandono se nos ha puesto el campeonato prácticamente imposible. Tenemos que sentarnos e intentar sacar el lado más positivo para seguir trabajando y luchar hasta final de año. Ahora llega el parón de verano, así que es el momento ideal para tomar decisiones para nuestro futuro”.

Hay ocasiones en las que de una derrota se aprende más que de dos victorias, y esta posiblemente sea una de esas veces en las que toca analizar los errores de cara a seguir creciendo en el mucho de las carreras. El joven empleado de Metalcaucho está seguro de que “seguiremos dando lo mejor de nosotros mismos, estamos tocados, pero no hundidos”.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anterior«El sector necesita Automechanika»
Artículo siguienteLas 12 causas de ASER se centran en el embrague y la transmisión

¡Suscríbete a nuestro newsletter!