Monroe cumple cien años

Monroe“Cien años impulsados por la innovación y la calidad de productos innovadores” que vieron la luz allá por 1916 en Monroe (Michigan) cuando el mecánico y emprendedor August F. Meyer, fundó la compañía que más tarde se convertiría en Monroe Auto Equipment Company fabricaba en sus inicios infladores de neumáticos para los propietarios de los primeros automóviles.

Pero Meyer no tardó en incorporar a su estructura al distribuidor local  Dodge, Charles S. McIntyre (1926). Conscientes de la demanda de “un mayor confort y control en la conducción”, presentaron el primer Monroe “Shock Eliminator” (Eliminador de golpes), que reemplazó a los muelles de carro en muchos vehículos de pasajeros.

Nueve décadas después de este comienzo “la marca Monroe se ha convertido en un estándar de innovación y de excelencia de producto en la categoría de suspensión reconocido mundialmente”, que ha afianzado importantes lazos comerciales con los profesionales que venden e instalan sus productos. “Cada avance para la posventa de Monroe se ha visto apoyado por socios de canales de distribución exclusivos y profesionales de servicios de vehículo especializados que han aceptado la responsabilidad de ofrecer a los automovilistas un control de la suspensión”, destaca Joe Pomaranski, vicepresidente senior y director general de posventa a nivel mundial de Tenneco. “Este es el papel definitivo de cada producto Monroe, un objetivo que requiere de colaboraciones sólidas en nuestro sector”.

Cien años de historia marcados por la innovación tecnológica, la expansión internacional obteniendo una fuerte presencia (y reputación) en la posventa mundial, son motivos más que suficientes para celebrar el éxito alcanzado durante su primer centenario a través de una serie de eventos que se centrarán tanto en el futuro de la marca Monroe como en su pasado, según Egoitz Goiricelaya, Director de Posventa para España e Italia de Tenneco: “Es parte de nuestra cultura corporativa buscar siempre la siguiente oportunidad de mejorar la estabilidad y el rendimiento del vehículo. Así es como los fundadores ayudaron a crear la categoría de suspensión a principios del siglo XX y será clave en nuestro siguiente centenario de éxitos”.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorLas ITVs madrileñas detectan un 19% de vehículos con defectos graves
Artículo siguientePPG es el proveedor sostenible del año

¡Suscríbete a nuestro newsletter!