NGK establece su neutralidad de carbono para 2050

La compañía de origen japonés anuncia su ‘Visión ecológica’, una nueva política con la que promueve actividades de conservación ambiental.

La nueva ‘Visión Ecológica’ de NGK SPARK PLUG ve al especialista mundial en encendido y sensores promoviendo actividades de conservación ambiental. Estas están vinculadas, según la compañía, a la gestión empresarial manteniendo un buen equilibrio con el crecimiento empresarial – basado en la participación de todos los empleados de la empresa – para contribuir a la construcción de una sociedad sostenible.

Con el objetivo de lograr la neutralidad de carbono para 2050, NGK ha establecido la ‘Eco Vision 2030’. Basada en los “Objetivos de Desarrollo Sostenible” de las Naciones Unidas, esta visión establece hitos sobre el lugar al que la empresa quiere llegar a finales de esta década, así como la visión que se perseguirá en los próximos diez años hasta 2040.

Para la ‘Eco Vision 2030’, se analizaron los impactos que las operaciones y productos cotidianos de la empresa tienen tanto en la sociedad como en el negocio, y finalmente se identificaron 13 problemas. De estos, se seleccionaron cuatro temas principales, considerados de mayor impacto, y se les asignaron metas numéricas: ‘Respuesta al cambio climático’, ‘Expansión de productos respetuosos con el medio ambiente’, ‘Conservación de los recursos hídricos’ y ‘Gestión de residuos’. A través de la práctica de la ‘Eco Vision 2030’, según explican, todos los empleados de la compañía japonesa trabajarán juntos para contribuir a la consecución de la neutralidad global de carbono y cero emisiones.

“Estamos experimentando un cambio sin precedentes en nuestra empresa”, señala Damien Germès, presidente y director ejecutivo de NGK SPARK PLUG EUROPE, presidente regional para EMEA y director corporativo de la sede mundial en Japón. “Si bien enfrentar el tema del cambio climático nos presenta muchos desafíos, también ofrece muchas oportunidades, que estamos ansiosos por aprovechar”.

“Con nuestro Plan de Gestión a Largo Plazo, ‘Nittoku BX”, continúa, “ya hemos comenzado el proceso de transformación en una empresa ambientalmente sostenible apta para el futuro. Nuestra nueva ‘Eco Vision 2030’, junto con nuestros Venture Labs y nuestra inversión en un Fondo de Capital de Riesgo Corporativo de 100 millones de dólares que se administra con el apoyo de la firma global de capital de riesgo Pegasus Tech Ventures, demuestran claramente el camino en el que estamos”.

En la categoría de ‘Respondiendo al Cambio Climático’, la compañía tiene como objetivo lograr para 2030 una reducción del 30% de las emisiones de CO2 en comparación con las cifras de 2018. Para ello, se están dando prioridad a las actividades empresariales que contribuyan a una sociedad descarbonizada. De hecho, NGK asegura haber logrado “avances significativos” en este frente, como lo demuestra el progreso que está logrando en el desarrollo de la tecnología de pilas de combustible de óxido sólido (SOFC). Además, afirman que esto proporcionará aún más beneficios en el futuro cuando se pueda utilizar hidrógeno libre de carbono como combustible.

Asimismo, la empresa ha establecido un sistema de certificación de productos respetuosos con el medio ambiente, que evalúa el impacto medioambiental en la cadena de suministro, incluidos los procesos de producción internos. Los productos que cumplan con los estándares de certificación se anunciarán anualmente, bajo el título de ‘Nittoku Green Products’. Este sistema de certificación acelerará en última instancia la creación de productos respetuosos con el medio ambiente.

Junto con ‘Conservación de los recursos hídricos’, que establece el objetivo de mantener la intensidad del consumo de agua por debajo del nivel del año fiscal 2018 mediante la implementación de operaciones comerciales sostenibles, la compañía también está poniendo un mayor énfasis en la ‘Gestión de residuos’.

Esta política hará que NGK SPARK PLUG se esfuerce por lograr una tasa de utilización efectiva de más del 95% en términos de desperdicio. Las “3R” (reducir, reutilizar, reciclar) serán aún más prioritarias y se apuntará a una reducción de al menos el 1% de la intensidad de los residuos en comparación con el año fiscal 2018.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorLos talleres podrán solicitar ayudas para instalar puntos de recarga
Artículo siguientePRO Service promueve la revisión del vehículo antes de las vacaciones

¡Suscríbete a nuestro newsletter!