“No están haciendo nada frente a la incertidumbre de mercado”

Lluís Tarrés, director general de Serca

“No están haciendo nada, nadie habla con nadie; dada la actual situación, y lo que se avecina, los diferentes actores del mercado y las administraciones están obligados a entenderse pero no hay ni diálogo ni coordinación”. Lluís Tarrés, director general de Serca, subía al esenario del NH Colletion Eurobulding de Madrid, en el trigésimo congreso del grupo, para intentar arrojar algo de luz a un mercado en el que impera la incertidumbre.

Y lo hace, a juicio de Lluís Tarrés, por factores que están marcando el presente y el futuro de nuestro sector. La desaceleración económica prevista para, mínimo, los próximos tres años, el envejecimiento del parque y la reducción del nicho de mercado del aftermarket sumado al incremento de los coches low cost (renting), la descarbonización: las autoridades no se ponen de acuerdo en cómo llevarla a cabo de una manera ordenada pero deciden políticamente qué hacer sin tener en cuenta al sector de automoción…

Pero no sólo, según el director general de Serca, frente a la movilidad sostenible, ni las marcas, ni los fabricantes, ni la distribución, ni los talleres, y tampoco la administración, saben hacia dónde vamos, han decidido apostar por la electrificación sin diálogo ni coordinación, transmitiendo una sensación de incertidumbre a un mercado en el que la Generación Z (los nacidos en el 2000) llega con fuerza y marcada por un cambio de hábitos y consumo: nativos digitales que buscan la conectividad en su movilidad, “a los que tendremos que saber cómo vender y qué vender, y proveer la seguridad de todos los datos generados”.

Y para afrontar todo ello con éxito, hay que apostar por la innovación, la diferenciación y la actualización constante porque “si cambias la manera en la que miras a la vida, la vida te mirará de otra manera”, expresaba Tarrés haciendo alusión al gran esfuerzo que desde Serca están haciendo frente a la situación que el director general del grupo exponía ante el patio de butacas en el que proveedores, socios y prensa especializada escuchaba con atención.

Los números de Serca

En esta línea, Tarrés hacía un repaso por los logros del grupo, sacando músculo, asegurando estar preparados para afrontar y superar la situación actual de mercado. Para ello, han incorporado nueve coches de formación, uno de ellos Tesla, el equipo de Serca ha pasado de 8 a 26 personas en los últimos cuatro años. Son 60 socios en activo, 1.348 talleres en sus redes que, destacó, van a seguir creciendo, tienen dos programas de compra internacional y un almacén, tres marcas blancas, 160 proveedores homologados,  y, según Tarrés, son líderes en Portugal. Además, cuentan con el gran de apoyo del grupo internacional de distribución del que  son socios fundadores a través de IDAP; Nexus.

“Hemos crecido, lo decimos todos los años pero es la verdad”, aseguraba con orgullo Lluís Tarres. Se refería a ese 3,5% de incremento de la facturación del grupo con el que esperan cerrar en 2019. “Estas cifras son claro ejemplo de todo lo que estamos haciendo para seguir al pie del cañón y, de momento, nos está saliendo bien. La situación parece arrolladora, pero nosotros tenemos las herramientas, inversión y preparación para afrontar con éxito todos los retos que se plantean en el horizonte”.