La campaña ‘Mi taller de confianza’ genera controversia en Valencia

mecanico-comuLa campaña ‘Mi taller de confianza’ esta trayendo cola. Se trata de una acción que fue puesta en marcha a principios de año por las asociaciones de la Comunidad Valenciana Astrauto (Castellón), Fevauto (Valencia) y Atayapa (Alicante) con el fin de crear una base de datos de talleres habilitados entre sus asociados “que además de cumplir con los requisitos y exigencias de la normativa vigente, cuentan con plus adicionales como seguros de responsabilidad civil, normativa de prevención de riesgos…”, explica Luis Mascaro, secretario técnico de Atayapa. Es decir, una campaña de comunicación a nivel autonómico con la que diferenciar y  poner en valor a aquellos de sus talleres asociados que cuenten con servicios o acreditaciones adicionales. ¿Y cómo diferenciarse? con la entrega de un sello de ‘taller habilitado’ que ha avalado la Consellería. Y he aquí el motivo del malestar generado entre otras asociaciones de la Provincia.

AEME, ASETRAMA y ASTAC, que según informa Remedios Lozano, responsable de AEME, tuvieron constancia de la campaña por la prensa, consideran que esta acción, y sobre todo la concesión del sello avalado por la Consellería, puede repercutir negativamente en la imagen de sus talleres asociados, “pues podría derivarse, de forma aparente, su carácter de menos legal en comparación a los que exhiben el sello”.

“Los talleres legales son los que tiene la placa azul”

En esta línea, la responsable de AEME, afirma parecerle positivo todo este tipo de acciones siempre y cuando “no se llegue a crear confusión” como en este caso. Situación que les ha llevado a reunirse, junto a los representantes de ASETRAMA y ASTAC , el pasado 16 de septiembre, con el Subdirector General de Industria, Francisco Garcia Portalés, en la Conselleria de Economía, Industria y Comercio de la Generalitat Valenciana, para trasladarle su preocupación ante esta problemática y aclarar que “ningún sello ni campaña publicitaria otorga a los talleres más legalidad que aquella que les confiere su inscripción en el registro especial integrado de talleres de la Conselleria de Industria o su inscripción como empresa instaladora en su caso”.

Una reunión muy productiva

Desde AEME se ha informado que los representantes de la Administración autonómica reconocieron en la reunión que el uso del sello había generado controversia, y que desde presidencia se ha indicado que aunque ahora no puedan ampliar la utilización de sellos a través de ninguna asociación, ni autorizar nuevos permisos, y se estudia incluso la posible revocación de los ya concedidos, cuando se tome una decisión al respecto, si implica cualquier distintivo más allá de la placa oficial con el número de registro del taller, la Administración hará partícipes en condiciones igualitarias a todas las Asociaciones interesadas.

“Fue una reunión muy productiva”, aseguran desde AEME, afirmando haber acordado con la Subdirección General estrechar relaciones y mantener contactos periódicos. “De esa manera, la Administración podrá conocer mejor la problemática de los empresarios a los que AEME representa, y AEME accederá directamente a las novedades  e iniciativas de apoyo al empresario que se planteen desde esa Administración pública, incluyendo la posibilidad de que se organicen jornadas informativas para los asociados contando con su presencia”.