“Nos llaman golfos por toda la cara”

Carlos G. Pozo, director de La Comunidad del Taller, reflexiona en su blog acerca de un anuncio que difama gravemente a los talleres.

“Mira cómo nos insultan”, me decían esta misma mañana vía whatsapp. Desde un taller de Madrid me hacían llegar un enlace a una página web. Y se me encienden las alarmas. Pienso: ‘otra vez…’.

El titular del anuncio al que me remite el link es “Llega a España el dispositivo que los mecánicos no quieren que descubras”, acompañado del subtítulo: “Te permite ahorrar una fortuna y protegerte de los engaños de mecánicos”. En el siguiente mensaje me expresan su frustración: “Nos llaman golfos por toda la cara”.

El caso es que, cosas de la vida, apenas una semana antes ya nos habían hecho llegar el dichoso anuncio a la redacción. Lo había hecho el gerente de un importante grupo de distribución de nuestro país. El blog en cuestión estaba teniendo difusión, vaya…

El ‘cacharro’ no es más que un dispositivo conectado al OBD del vehículo que emite vía app algunos códigos de error y diferentes parámetros del vehículo. Vamos, que no han descubierto América, aunque así lo anuncien.

El caso es que el cómo lo venden ya debe hacer desconfiar. Primero porque el conector en sí no es nada nuevo, aunque así se empeñen en venderlo (dan un cierto aire de ‘vendemotos’ ellos). Y segundo porque lo hacen cargando contra un sector del que demuestran no tener la más mínima idea: “Inicialmente fue pensado (este dispositivo) para que lo usaran los talleres para encontrar problemas en nuestro vehículo de forma rápida”, dicen, “sin embargo, en la práctica, nos encontramos con múltiples mecánicos que lo utilizan para ganar dinero deshonestamente…”. Agárrate los machos.

Así de gratis sale difamar contra los talleres.

¿Cómo nos pueden engañar los mecánicos?, se preguntan a continuación en el texto. Y después llega su brillante (que lo hace por su ausencia) razonamiento: “En primer lugar, es muy habitual que en cualquier taller nos cobren una buena cantidad de dinero por el simple hecho de conectar su máquina de diagnóstico al ‘enchufe’ anteriormente mencionado de nuestro coche”. Y siguen: “En segundo lugar, si confiamos solamente en el diagnóstico que nos dan en el taller estamos completamente vendidos”.

Más adelante, aseguran que “se ha acabado lo de ir al mecánico con una venda en los ojos, esperando que la avería de nuestro coche sea algo leve y barato, suplicando para que el mecánico no nos engañe con la reparación…”. Pero esto qué es. Qué vergüenza y qué impotencia.

¿Por qué siempre que se anuncian este tipo de dispositivos (que por otro lado no son ninguna maravilla de la tecnología) se hace llamando mentirosos a los talleres? Dudando de su honestidad, dejando entrever que son en su mayoría unos golfos, que no son de fiar… ¿por qué es tan sencillo?, ¿por qué no se hace nada?, ¿por qué?, ¿por qué?…

Si se dedicaran a vender su ‘cacharrito’, barrieran su parcelita y no faltaran al respeto a profesionales que en esto de la diagnosis les dan mil y una vueltas, pues yo me callaría. Respetaría que lo hicieran y no diría que los que están engañando son ellos (porque como los usuarios se fíen únicamente del conector que compran, van listos. Pero listos). Que aunque se crean muy modernitos, tienen un modo bastante trasnochado de hacer teletienda. Que generan desconfianza. Que ni regalado. No les diría que con esos argumentos, desprestigiando al de enfrente, no hacen más que generar desconfianza. Porque ese modo de vender huele. Fatal.

Technauta.com -que es la web en la que anuncian este conector- contiene artículos promocionales cuya finalidad es meramente publicitaria, en ningún caso informativa”, dicen de ellos mismos. Y viendo otros artículos en la página, se percibe una aire casposillo que no se aguanta uno… Que no, que no todo vale. Que estas cosas ya no hay quien se las fume.

Ah, y otra cosa. Informadas están las patronales de talleres (Conepa, Cetraa y OPEN) de la existencia de este artículo. Ya me he encargado yo de ello. En cuanto tengamos respuesta, informaremos. Ya está bien.

6 Comentarios

  1. Los Clientes Finales; hasta hace bien poco ignorantes en su inmensa mayoría del negocio de los talleres; se han empapado de una inmensa información (que no conocimiento); que los están despistando; esa labor de todos los agentes implicados en este fantastico sector: Fabricantes, Distribuidores, Mayoristas,Marquistas, Intermediarios, Consultores, Asesores, Formadores, Vendedores, Comunicadores… etc, ets; que no dejemos solos a los Talleres en esta lucha por adaptarse; no solo a la ERA DIGITAL y EL BIG DATA; sino tambien a los nuevos modelos de venta y los nuevos procesos de atención al Cliente Final.
    La movilidad es el gran reto para el futuro de tod@s los que en esto intervenimos, la mala praxis, la nefasta comunicación que en algunos casos se da, tambien en nuestro Sector, no debe dificultar mas aun el camino de retos que tenemos por delante.
    Sigamos avanzando

  2. Lo de llamarnos golfos y sinvergüenzas es bastante común, pero también es bastante común que no les falte razón. La fama que tenemos los talleres no es gratuita, nos la hemos ido labrando golpe a golpe a base de engañar a la gente sin ningún escrúpulo. Tengo un taller desde hace más años de los que me corresponde y he sido usuario y he padecido intentos de estafa por parte no ya de talleres multimarca, sino también y con más frecuencia de talleres marquistas que amparandose en su “infalibilidad” pretenden hacer que veas que te van a hacer una reparación de una envergadura colosal con un presupuesto extratosférico cuando lo que menos necesita tu coche es lo que ellos están proponiendo. Esto lo han intentado conmigo, no me lo han contado. Lo he denunciado, como es preceptivo, ante la oficina de atención al cliente y ante la dirección de la concesión en cuestión y aún sigo esperando una respuesta coherente, o una explicación con algún fundamento.

  3. O si no, de los que se creen que los equipos de diagnosis que se compran en el chino, son una bola mágica, luego piden el recambio por Internet a esa página que te dice que puedes cambiarte el aceite en tu casa y si te llega la pieza que es, montan un cristo para cambiarla y luego tienen que ir al taller con llantos para se lo solucionen….
    Ejemplo: pastillas de freno traseras

  4. Mucho listo me da a mi que hay. Luego llegan al taller renegando de que les ha pasado esto y lo otro….. yo particularmente ya me he encontrado algun caso de estos. Son los que al final terminan necesitando más ayuda del taller. Ser tan tan listo al final tiene su precio

  5. A ver si les pegan un buen susto. Las asociaciones tienen una buena oportunidad para demostrar que estan ahi cuando son necesarias y en este caso parece evidente pensar que se deben tomar medidas…

  6. Algunos usuarios creen que hacer un diagnostico de alguna de la uces del vehiculo es enchufar y dan unos codigos xxx le cambias una pieza x y solucionado,han de entender los usuarios que el mecanico a evolucionado y que tiene que conjuntar mecanica,electronica y fisica entre otras materias para poder dar un diagnostico de averia en un vehiculo,no solo es comprar la maquina de diagnosis legal (actualizarla a menudo ) todo ello supone al taller unos gastos que se han de pagar y si los servicios oficiales cobran lo que cobran ,porque un taller legal a de cobrar algo para cubrir gastos.Pero lo mas importante de esto es poder dar al usuario una respuesta logica y concisa de la averia en su automovil.Hay que realizar las reparaciones ante todo con honestidad y ser fiel a los usuarios puesto que realmente todos somo usuarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir en Facebook

Compartir
Artículo anteriorLa importancia de llevar unos amortiguadores en buen estado
Artículo siguienteFallecen tres operarios de un taller mecánico

¡Suscríbete a nuestro newsletter!