Opel y Repsol se unen para impulsar el GLP

Opel y Repsol firman un acuerdo de lo más significativo en la apuesta que ambas compañías realizan ya por impulsar el GLP.

Opel y Repsol han unido sus fuerzas con el objetivo de promover la venta de vehículos GLP e impulsar su uso en España, donde ya más de 28.000 vehículos matriculados lo demandan. Sólo en los diez primeros meses del 2018 la firma alemana ha matriculado un total de 3.720 unidades.

El acuerdo que ambas compañías mantienen consiste en que la compañía energética otorga 700 euros en carburante a los clientes que compren un Opel nuevo que use GLP: “Apostamos por ser una empresa multienergía, queremos ser proveedores de todos los tipos de energía para la movilidad del vehículo”, dijo en noviembre, cuando ambas compañías anunciaron este pacto, José Barreiro, director de estaciones de servicio de Repsol.

La energética ha querido puntualizar que no solo está apostando por este tipo de combustible, sino que también está invirtiendo en el gas natural licuado (GNL), destinado principalmente para el transporte pesado. “Aspiramos a que haya una estación de servicio de GNL cada 400 kilómetros”, aseguró Bareiro. La empresa espera cerrar el año con seis estaciones y prevé instalar “dos o tres más” en 2019.