Peña Profesional, una feria desigual

La de 2021 era la menos tradicional de todas las ya tradicionales ferias de Grupo Peña -socio andaluz de GAUIb-. Y es que en esta ocasión las circunstancias obligaban al distribuidor a hacer de su Peña Profesional un evento completamente online...

Desde la organización se muestran de lo más satisfechos por los resultados obtenidos. Entre los proveedores, pareceres de todo tipo. Se celebró entre los días 18 y 22 de mayo, acogiendo a más de 80 expositores y 3.223 visitantes -en 2019 fueron 3.000 presenciales-.

Un dato, el de asistencia, que la organización celebraba, ya que habían previsto contar con un 30% menos.

La muestra virtual ha cerrado con 106.000 impresiones (páginas visitadas dentro de la web) y más de 641 presupuestos cerrados, que permiten anticipar una cifra de ventas similar a las de la última edición presencial de 2019.

Asimismo, en total, clientes, promotores digitales de Grupo Peña y expositores han superado las 344 reuniones. Por su parte, las 39 sesiones de contenido impartidas por más de 50 expertos en el Auditorio de la feria, han contado con más de 6.095 asistentes, con una media de 157 personas por ponencia.

Las sensaciones

Atendiendo a las sensaciones de los proveedores presentes con stand propio, la conclusión podría ser que para conseguir los objetivos que se pretenden por parte de las dos patas implicadas en el desarrollo de un evento de estas características, el distribuidor y sus proveedores (de todos ellos), lo ideal sería un formato híbrido capaz de sacar lo mejor de las vertientes ‘on’ -especialmente las formaciones y los coloquios organizados- y ‘offline’.

Entre los proveedores consultados, percepciones desiguales. Porque hay quien se muestra de lo más satisfecho, destacando especialmente el volumen de visitas a su stand, la profesionalización en la organización de la feria, la alta participación de los talleres en sus formaciones o la posibilidad de optimizar mucho mejor su tiempo durante los días que duraba el evento; mientras que otros hablaban de decepción fundamentalmente por la escasa interacción directa conseguida con los reparadores. Un contacto directo taller-fabricante (más allá de las visitas a los stands virtuales), que sí se da de manera natural cuando un profesional se pasea físicamente por los pasillos de la feria, pero que en este caso y por motivos lógicos resultaba más complicado llevar a efecto.

Así se lo contaban a La Comunidad del Taller numerosos fabricantes expositores, alabando todos ellos la idea -que indudablemente es buena- y la valentía del distribuidor para poner en marcha un evento completamente novedoso en el sector.

Puedes ver el resumen de la feria 100% digital aquí.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorDesmontaje de la transmisión con conexión de disco: Tracción trasera
Artículo siguiente¿Cómo repercutirá en el taller la nueva factura de la luz?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!