¿Por qué se deforman los neumáticos?

Feu Vert publica un blog explicando las causas del posible deterioro irregular y deformación de las cubiertas.

La presión de inflado, el mantenimiento o el estilo de conducción… estas son algunas de las causas que señala Feu Vert en su último blog para explicar el deterioro irregular y deformación de los neumáticos que en muchas ocasiones pueden detectarse a simple vista como la profundidad del dibujo de la rueda, bultos, cortes, roces o la cristalización.

Pero no sólo, también destacan factores como la temperatura, el retraso en el cambio de neumáticos, la carga… que  pueden hacer que sea necesaria una sustitución antes de los kilómetros previstos. Para comprobarlo, se debe prestar atención a la profundidad del dibujo de rueda, cuyo límite legal es de 1,6 mm.

En esta línea, advierten que los paralelos o alineación incorrectos entre las cuatro ruedas del coche también causan desgastes irregulares. A estas causas se pueden sumar defectos en los frenos, problemas de suspensión o amortiguación en mal estado, lo cual provoca lo que se conoce como “dientes de sierra”. Y hace un especial hincapié en la presión de inflado, tanto si es insuficiente como excesiva, ya que es otro factor que afecta al deterioro de la rueda: si hay menos presión de la debida su puede producir un desgaste irregular en los hombros y si es excesiva, un desgaste irregular del centro.

“Unos neumáticos en mal estado pueden provocar un aumento de la distancia de frenado, la aparición de un comportamiento impreciso en el vehículo, llegando a la pérdida total de control del mismo, o favorecer el aquaplaning”, concluyen.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here