Problema con la suavidad del pedal de embrague en un Škoda ¿qué ocurre?

Un Škoda Roomster llega al taller quejándose de un problema con la suavidad del funcionamiento del pedal del embrague. En este artículo técnico, bilstein group inspecciona el embrague para diagnosticar el fallo y solucionarlo.

El Škoda Roomster, un coche familiar increíblemente versátil, se introdujo por primera vez en el mercado en 2006. Este modelo puede describirse como el precursor del Yeti. Muchos de los componentes mecánicos que componen este modelo son muy familiares para el resto de la gama del Grupo Volkswagen, incluido el chasis y la cadena cinemática, que fueron tomados de los modelos Fabia y Octavia.

El modelo presentado en este artículo es la última versión renovada, equipada con el conocido motor 1.2 TSi y una caja de cambios manual de 5 velocidades. Se observó que el vehículo tenía un problema con la suavidad del funcionamiento del pedal del embrague, lo cual requiere que se retire la caja de cambios y se inspeccione el embrague para diagnosticar completamente el fallo y rectificarlo.

Figura 1

Con el vehículo en el taller, se abre el capó y se retira la batería, la bandeja de la batería y el conjunto del filtro de aire para tener acceso a la parte superior de la caja de cambios.

Esto permite ver el selector de marchas, el cilindro esclavo del embrague, el motor de arranque y el soporte de la caja de cambios. (Figura 1)

Primero, los cables del selector de marchas se desconectan de las palancas selectoras. Después, se quitan los tres pernos de retención del soporte del cable y se guardan los cables a un lado. A continuación, se retira con cuidado el clip de plástico que retiene la palanca del relé. A continuación, se quita y desatornilla la palanca selectora. Con esta palanca retirada, se puede sacar fácilmente el motor de arranque. Esto proporciona espacio adicional para extraer la caja de cambios.

El eje de la palanca tiene una estría o ranura maestra: cuando se trata de volver a colocar la palanca, sólo se puede colocar en una posición. (Figura 2).

El cilindro esclavo del embrague se desatornilla y se asegura, seguido del cableado del interruptor de la luz de marcha atrás, dejando sólo los pernos de retención de la caja de cambios para quitar en esta fase.

Figura 2

El motor se sostiene con una abrazadera de motor antes de quitar los dos pernos que sujetan el soporte de la caja de cambios en su lugar. Después, el vehículo se eleva para trabajar cómodamente.

Se retiran las ruedas delanteras. A continuación, se extraen los dos pernos de retención de la rótula del brazo de suspensión inferior. Se liberan las articulaciones de los juegos de cojinetes con cubo de rueda y se cubren con una tapa de plástico para proteger la rótula y la rosca de cualquier daño potencial. (Fig. 3) A esto le siguen el recubrimiento del paso de rueda o guardabarros del lado izquierdo.

Figura 3

Los pernos de retención de la junta del eje de transmisión interior se desatornillan. Más tarde, los ejes de transmisión se separan de las bridas de transmisión para proporcionar más espacio para la extracción de la caja de cambios. Las juntas expuestas del eje de transmisión se envuelven en una bolsa de plástico para evitar que cualquier impureza entre a la junta hasta que estén listas para ser montadas de nuevo. (Figura 4)

Figura 4

Trabajando debajo del vehículo, se retiran los soportes de los gases de escape, seguidos del soporte de la caja de cambios trasera y el protector de la caja de cambios inferior. Lo único que falta es extraer el soporte de retención de la caja de cambios superior y los pernos de retención de la caja de cambios inferior. El motor y la caja de cambios se bajan a una posición adecuada y se retira el soporte de fijación. Con la caja de cambios apoyada, se extraen los últimos pernos de retención y se baja la caja de cambios del vehículo.

El plato de presión del embrague y el disco se extraen del volante y se inspeccionan. El 80% del material está desgastado y habría tenido que cambiarse pronto. Al inspeccionar durante la operación el cojinete de desembrague, se observa que está desgastado y pegajoso; lo cual es la causa principal del funcionamiento rígido del pedal del embrague.

(Fig. 5) La conclusión es que el kit de embrague necesita ser sustituido.

Figura 5

Se utiliza el kit de embrague Blue Print ADV183056. El kit incluye una placa de presión, un disco, un cojinete de desembrague, una palanca de desembrague y un tubo guía.

El volante se limpia e inspecciona en busca de puntos de calor o grietas antes de colocar el nuevo plato de presión y el disco. Al instalar el nuevo plato de presión y disco, es importante asegurarse de que las superficies de contacto del plato de presión estén colocadas de forma correcta y que el revestimiento del disco de embrague esté alineado y ajustado completamente contra el volante antes de insertar los pernos de retención. Los seis pernos del plato de presión se aprietan en diagonal y de igual manera para asegurar un contacto uniforme y evitar cualquier daño al orificio de centrado del plato de presión y los pasadores de centrado del volante.

Dirigiendo nuestra atención al mecanismo de liberación, se extraen los dos pernos para quitar el brazo de liberación del embrague, junto con el tubo guía y el cojinete. Esto nos muestra el sello del eje de entrada, que debe inspeccionarse en busca de fugas de aceite. La superficie ha de limpiarse antes de instalar las piezas nuevas. Se engrasan los puntos de unión y se coloca el nuevo brazo de liberación, el cojinete y el tubo guía; y se aprietan los pernos de retención. El nuevo cojinete de liberación se gira hasta que las clavijas de retención puedan empujarse hacia el brazo de liberación. A continuación, se lleva a cabo un test para comprobar la fluidez del funcionamiento. (Figura 6)

Figura 6

La caja de cambios se vuelve a colocar en el motor utilizando algunos de los pernos de retención para mantenerla en su lugar, seguido del soporte de fijación de la caja de cambios. El motor se eleva utilizando la abrazadera de apoyo y se vuelve a colocar en su posición. Después, se monta de nuevo la caja de cambios y los soportes del escape. A continuación, se instalan los ejes de transmisión, las juntas de suspensión y las ruedas, asegurando que todas las fijaciones se ajusten a las especificaciones del fabricante.

Trabajando desde la parte superior de la caja de cambios, se vuelve a montar el soporte de la caja de cambios y se quita la abrazadera del motor. El motor de arranque y el conjunto de cables del interruptor de la luz de marcha atrás se colocan de nuevo. Se montan las palancas del selector de marchas mientras que todas las superficies de contacto se hayan limpiado y lubricado con grasa; esto ayuda a mejorar la suavidad de funcionamiento. Se reconecta el cilindro esclavo del embrague, los cables del selector, el filtro de aire y la batería. Se reajusta el reloj y la operación de la ventana “one touch”. Se prueba el funcionamiento del embrague y se lleva a cabo una prueba en carretera.

Se observa que se ha solucionado el fallo del embrague, lo que proporciona una sensación y un funcionamiento del pedal excepcionalmente suaves.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here