¿Qué averías se pueden originar a causa de neumáticos en mal estado?

Unos neumáticos en mal estado pueden ser el origen de averías en un vehículo, además de suponer un peligro para la seguridad vial. Según la red de talleres especialistas multimarca Autofit, algunos elementos que más pueden sufrir son la suspensión, las rótulas, los rodamientos, las llantas e incluso en propio bloque motor.

La falta de mantenimiento en los vehículos puede suponer un grave impacto tanto para los conductores como para el propio coche, especialmente en elementos como los neumáticos, sometidos a un constante desgaste debido a que son el punto de unión entre la carretera y el automóvil.

Por eso, el hecho de tener unos neumáticos en mal estado puede ser no sólo un peligro para la seguridad del automovilista, sino que puede ser el origen de averías en el vehículo. Y los elementos que más pueden sufrir son la suspensión, las rótulas, los rodamientos, las llantas e, incluso, el propio bloque motor.

En la suspensión

Llevar los neumáticos del coche con una presión por encima de la recomendada puede provocar, además de un desgaste prematuro de su parte central, problemas en la suspensión (especialmente en los amortiguadores), por un rebote excesivo, ya que los neumáticos, prácticamente, no absorberán ninguna irregularidad del terreno.

En los sistemas electrónicos

Asimismo, una presión incorrecta puede generar problemas en los sistemas electrónicos como el antibloqueo de frenos (ABS) o el control de estabilidad (ESP).

En los rodamientos

Mientras, unos neumáticos ‘planos’ (causado normalmente por un frenazo brusco), además de producir vibraciones que afecten a distintas partes de la suspensión, provocará que los rodamientos de las ruedas sufran en exceso. Así, cada vez que la zona plana contacte con el asfalto, el rodamiento recibirá un “impacto” que puede deteriorarlo. Traqueteo y vibraciones son señales de que los rodamientos están fallando.

En las juntas homocinéticas

También un plano del neumático hará que vibren excesivamente las juntas homocinéticas que unen los palieres con las ruedas. Esta avería puede ser peligrosa si se produce la rotura de una de las juntas.

En la dirección

De igual forma, un exceso de vibración que causa un plano en el neumático también puede desencadenar problemas en la dirección (principalmente, en la rótula de dirección).

En los discos de freno

Tampoco hay que olvidar que una excesiva vibración por neumáticos en mal estado puede llegar a producir la deformación de los discos de freno poniendo en riesgo la seguridad del conductor.

Con el fin de evitar averías como las que se han descrito anteriormente, desde Autofit recomiendan acudir al taller para que revise de forma regular los neumáticos por si hubiera alguna anomalía.

Compartir

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Artículo anteriorCómo desmontar un cartucho de turbo
Artículo siguienteEuromaster quiere adelantarse al futuro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here