Qué hay que saber sobre las Baterías Start & Stop

Magneti Marelli revela los aspectos más relevantes sobre este tipo de baterías.

Actualmente, el 70% de los vehículos fabricados dispone de sistema Start&Stop, y ya tienen un peso del 15% del parque automovilístico europeo. Se estima que en menos de 2 años, el 50% de las baterías reemplazadas serán para dicho sistema.

¿Qué deberías saber sobre las baterías Start&Stop?

Dentro de los sistemas Start&Stop para automóvil encontramos dos grandes tecnologías:

AGM (Absorbent Glass Mat): esta tecnología incluye separadores de fibra de vidrio absorbente, que actúa como una esponja absorbiendo el ácido de la batería y mejorando la eficiencia y rendimiento respecto a las baterías de líquido convencionales.

EFB (Enhanced Flooded Battery): esta es la versión más evolucionada de la tecnología de electrolito líquido convencional, ideal para vehículos con sistema Start-Stop, que no requieren de las características de ciclo profundo de una batería AGM.

Las Baterías Start&Stop siempre deben ser sustituidas por otras con la misma tecnología y no pueden ser reemplazadas por baterías tradicionales, se correría el riesgo de comprometer este sistema y la utilidad del vehículo. 

Las baterías AGM no pueden instalarse en vehículos cuyo sistema original es EFB: las baterías AGM disponen de una cantidad muy inferior de ácido, y tienen menor resistencia a altas temperaturas.

Tampoco las EFB están preparadas para ofrecer las mismas prestaciones que pueden requerir los vehículos con sistema AGM.

Por lo que es muy importante que el reemplazo de la batería se efectúe según la batería instalada en el vehículo de serie.

Magneti Marelli dispone de la gama más completa y avanzada para satisfacer la demanda de estos vehículos.