Los talleres exponen sus problemas a los candidatos políticos

Los talleres ilegales, el problema con las aseguradoras, la formación técnica de los profesionales o la nueva movilidad son algunos de los temas que más preocupan a los talleres en la actualidad, según informa Conepa a los candidatos a las elecciones generales.

Con motivo de la próximas elecciones generales que tendrán lugar el 28 de abril de este año, Conepa (Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción) ha dado a conocer a los responsables de campaña de los partidos políticos un documento donde se informa sobre la realidad del sector de reparación y mantenimiento de vehículos, sus retos y necesidades para seguir contribuyendo eficazmente a la seguridad vial a través del mantenimiento responsable del parque de vehículos.

Los talleres ilegales y el problema con las aseguradoras

El escrito de la federación de asociaciones de talleres recoge las principales preocupaciones de los talleres en la actualidad, entre las que se encuentran el problema de los talleres ilegales y el de las aseguradoras.

Así, la incidencia de la economía sumergida en el sector, es decir, los talleres ilegales y su irrupción en el sector, es uno de los mayores problemas que existen para los centros de reparación. La federación considera que las Administraciones competentes no han actuado de forma contundente ni organizada para luchar contra este problema y que son los talleres de reparación y mantenimiento legales los que sufren las consecuencias. Aseguran que debería priorizarse más la detención y persecución de la actividad ilegal.

Por otro lado, Conepa incide asimismo en una de las mayores preocupaciones de los talleres especialistas en carrocería en relación con las aseguradoras, que también se hace extensiva a otros operadores (empresas de renting o propietarios de grandes flotas de coches para uso compartido). “Las excesivas presiones de los grandes clientes que, debido a la guerra de precios existente entre ellas y a su lucha individual por sus cuentas de resultados particulares, someten a los talleres a un verdadero abuso en sus negociaciones bilaterales”, afirman desde la federación. La situación pone en peligro la actual situación de libre competencia y capacidad de elección de su taller por los conductores. Conepa apuesta por un marco legal adecuado que proteja a las micropymes y pymes.

La importancia de la formación técnica de profesionales

Conepa también trata el tema de la evolución técnica del automóvil, el escenario de la nueva movilidad y la necesidad de adaptarse a todo ello, pidiendo a los políticos que “definan su postura ante el cambio tecnológico del automóvil”. Además, les recuerda que cuestiones como el respeto al medio ambiente o la introducción progresiva de nuevas tecnologías debe ser compatible con la actividad económica de los talleres.

Con respecto a este tema, la federación hace hincapié en la necesidad tanto de marcos jurídicos adecuados (que garanticen la libre competencia en los nuevos escenarios, dando cabida en ellos a todo tipo de talleres); apoyo a las necesarias inversiones en formación técnica de los profesionales y en el reciclaje de los equipos y software necesarios para dar servicio a los nuevos vehículos; como de acceso a la información técnica necesaria para reparar los vehículos a todos los talleres.

Excesiva carga fiscal y administrativa

Asimismo, la federación califica de “prácticamente insoportables” las obligaciones normativas y las cargas económicas que recaen sobre las empresas de un sector “muy especial”: los talleres son industrias pero, a la vez, son prestadores de servicios a consumidores finales y, además, trabajan sobre un producto -el automóvil- que está afectado por una cada vez más exigente legislación protectora del medio ambiente, aseguran.

La seguridad vial, también clave

Finalmente, dado que entre los principales objetivos de los talleres se encuentra la contribución a la mejora de la seguridad vial, las entidades integradas en Conepa piden que desde las administraciones competentes, se tenga en cuenta la función social del taller en las campañas de divulgación de la seguridad vial a los conductores.