“Quiero ser la mejor chapista de Granada”

Es la declaración de intenciones de Dolores Yáñez, empleada granadina en prácticas en el concesionario Japemasa, en una entrevista con Faconauto Woman.

‘Toda una inspiración para el fomento del talento en la automoción’. Así es como Faconauto Woman ha calificado a Dolores Yáñez, una empleada en prácticas en el concesionario Japemasa. Y es que el aprendiz de chapista tiene claro lo que quiere ser: “Quiero ser la mejor chapista de Granada”, afirma con rotundidad Yáñez, una mujer de tantas que se han decidido a dar el salto para formarse en el mundo de la automoción.

Esta granadina está estudiando un módulo de chapista y realizando las prácticas en Japemasa, concesionario oficial de Renault y Dacia, poniendo sus miras en avanzar y empaparse del mundo del motor: “Lo que a mí me gusta es seguir avanzando. Me llama la atención un coche tanto por fuera como por dentro. Quiero saber el trabajo que realiza un chapista, un pintor, un mecánico. Quiero envolverme al 100% en este sector”, señala.

El camino hasta dónde está -y pensando en lo que quiere conseguir- lo ha tenido claro desde el principio, habiendo sido una referencia su tío -mecánico de profesión-. No obstante, la carne en el asador la ha puesto toda Dolores, mostrando, como subrayan en la entrevista, valentía y entusiasmo por dedicarse a lo que le apasiona sin miedos: “Este sector del automóvil siempre me ha llamado la atención porque me gusta seguir aprendiendo de todo. Quiero dar esa referencia de que es algo tanto de hombres como de mujeres”, explica convencida, apostillando que “estamos en el siglo XXI y una mujer puede realizar cualquier trabajo perfectamente igual que un hombre”.

Tras decidir que quería dedicarse de lleno al mundo del motor -y de la carrocería más en particular- Yáñez hizo caso omiso a los comentarios que la invitaban a probar otros sectores de tradición más femenina o a dedicarse a tareas administrativas o de limpieza en los concesionarios: “Yo dije que no, que eso ya está hecho. Eso nosotras ya lo hacemos. Lo que a mí me gusta es seguir avanzando”. Ahora, está de prácticas en Japemasa, donde con una actitud “prometedora”, cuenta con el apoyo constante de sus compañeros, según describe a Faconauto Woman: “Desde el primer día que yo entré por esa puerta se me brindaron todas las oportunidades de aprender todo”.

Aunque Dolores es consciente de que en el taller es la única figura femenina, ella se siente “como una más”: “Llamo la atención, pero ellos te tratan como a una más. No hay discriminación de nada. Te enseñan todo, ya sea chapista, mecánico o pintor. Todos somos compañeros, todos están ahí”, subraya.

“No hay rivalidad, ni género”

Por su parte, Dolores Yáñez valora de forma positiva iniciativas como Faconauto Woman para ayudar a impulsar a otras mujeres a incorporarse al sector de la automoción. Y es que, para la chapista en prácticas, “tanto una mujer como un hombre están cualificados para hacer un trabajo. No hay rivalidad, ni género”. Por eso, Yáñez recomienda a otras jóvenes con talento o a mujeres que se planteen la opción de trabajar en un concesionario como una oportunidad y avanzar tal y como lo hacen las propias tecnologías. “No tiene que haber ningún obstáculo para nosotras ni pensar que nos lo van a poner. Hay que tener ese punto de personalidad y decir: yo puedo, yo valgo y quiero intentarlo”, afirma.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorSEAT Ibiza, el coche de ocasión más vendido en enero
Artículo siguiente¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta el sector del automóvil para el 2021?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!