¿Reside la supervivencia del taller en su formación empresarial?

Desde Altayr -asociación andaluza que protege a talleres y usuarios de las prácticas abusivas por parte de algunas compañías aseguradoras-, su gerente Alberto Marín Martínez expresa en un artículo de opinión la importancia que la formación empresarial tiene para la futura supervivencia de los talleres de reparación.

Dada la situación actual que está viviendo el sector de la posventa -especialmente con la llegada de la pandemia del coronavirus- parece que la única solución, según explica el gerente de Altayr, Alberto Marín Martínez, en un artículo de opinión, es que los talleres se formen en gestión empresarial como única vía de supervivencia.

De este modo, Marín Martínez comienza contextualizando el panorama actual del sector de la reparación, cuya situación, señala, “puede empeorar en los próximos años”, si no se empieza a dar la importancia necesaria a la formación empresarial.

Dentro del panorama actual, centrándose en los talleres de chapa y pintura, Marín Martínez destaca, por un lado, “su ventaja”: “La ley del seguro garantiza al perjudicado la reparación de su vehículo en un taller de libre elección. Esto genera un volumen de trabajo en el sector que, de otra manera, difícilmente se conseguiría”. Y, por el otro, su “contrapartida”: “Las cuestionables prácticas de las aseguradoras y sus legiones de peritos, tramitadores, agentes comerciales, abogados y su imponente maquinaria de marketing propagandístico, cuya única finalidad es la de manipular a clientes y talleres para minimizar su coste principal, las indemnizaciones”, critica.

En este sentido, para el gerente de la asociación, lo que esto significa es que, en la mayoría de los casos, el presupuesto no lo hace el taller sino la compañía. “Es como ir a un restaurante y decirle al propietario cuánto vamos a pagar por comernos un chuletón de Ávila”, compara Marín Martínez quien añade incluso que la situación de los centros de reparación es “aún peor”. Y el motivo se encuentra, según explica, en que “una vez bajado el precio de la mano de obra, muchas veces por debajo incluso de nuestro coste, algunas compañías de seguros te dicen dónde debes comprar los recambios y la pintura”.

A esta situación se le suma también el problema del retraso de las aseguradoras en los pagos al taller por su trabajo: “Mientras que nuestros proveedores nos facturan los recambios y la pintura cada 15 días, algunas aseguradoras pagan a 20, 30, 60 o más días. Como resultado, tú pagas a tus trabajadores por su mano de obra y a tus proveedores por el material mucho antes de que te paguen a ti”, señala el gerente de Altayr.

“Buenos reparadores, pero pésimos gestores”

En opinión de Alberto Marín Martínez, el panorama actual de los talleres de carrocería es un claro reflejo de que “somos buenos reparadores, pero somos pésimos gestores”. Y es que el gerente de Altayr no tiene dudas: “La falta de actitud y formación empresarial en los talleres es el motivo principal” de la situación que se está viviendo en la actualidad. “Es aquí donde radica el verdadero problema”, asegura, “lo que provoca que los precios estén por los suelos y que nuestro sector esté dominado por las compañías de seguros”.

“Con pocas excepciones, los talleres se limitan a sobrevivir”, señala Marín Martínez, quien añade que “el coste personal y familiar por mantener a flote el taller es muy alto. Es el tributo silencioso que todos hacemos en aras de los beneficios millonarios de las compañías aseguradoras”.

Ante esto, desde Altayr proponen como única solución la formación empresarial, que los gerentes de estos negocios decidan formarse como lo que son, empresarios: “Tener al menos unas nociones mínimas de finanzas, liderazgo, negociación o gestión de equipos, además de un conocimiento profundo sobre la producción de su empresa”.

“Quizás esta catástrofe sea la última oportunidad de salvación para los que se toman su taller como lo que es, una empresa, y se mantengan a flote mientras el sector se derrumba”, concluye Alberto Marín Martínez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorConfortauto regresa junto a la Liga de Fútbol
Artículo siguienteSogefi presenta la máscara Purmask

¡Suscríbete a nuestro newsletter!