¿Cómo revisar los componentes de la suspensión neumática?

En este artículo técnico, Arnott analiza las consideraciones necesarias que hacen falta revisar al instalar un componente nuevo de suspensión neumática.

El especialista en suspensión neumática Arnott resalta la importancia que tiene revisar bien todos los componentes de la suspensión neumática al instalar uno nuevo en ella. Como primera medida, la compañía recomienda al profesional del taller usar gafas de protección, guantes y protección en los oídos.

Asimismo, antes de instalar un nuevo componente, Arnott insiste en la necesidad de revisar la presión en un sistema de suspensión neumática ya que esta puede llegar hasta los 18 bares. Por tanto, aconseja verificar que la presión ha sido reducida y la batería desconectada para que no llegue potencia al compresor antes de desinstalar las mangueras de aire y los componentes.

También, hace hincapié en la relevancia de una apropiada elevación e inmovilización del vehículo para prevenir lesiones personales o daños.

Revisión visual

Si un coche cae más de 2,5 cm por la noche hay una pérdida de aire en el sistema. Detectar la fuga sólo requiere un espray con agua y jabón. Si el coche está bajo en una esquina o no está nivelado, puede ser causado por un bloque de válvulas defectuoso.

Un compresor quemado puede ser confirmado por el olor y/o el color de la parte metálica del compresor. Si las etiquetas del compresor se vuelven marrones es también un indicador.

Despresurizando el sistema

La despresurización del sistema puede realizarse tanto en el compresor como en el lado de la balona neumática. Nunca retirar completamente la instalación de aire de una vez, sino lentamente para aliviar la presión. Dependiendo de la marca y modelo del vehículo, se necesita una herramienta de diagnóstico para activar los solenoides para despresurizar la balona neumática. Se puede reconocer por la presencia de un conector en la cámara de aire.

Modo elevador / Jack mode

Comprobar si el coche tiene el ‘modo elevador / Jack Mode’. Si lo tiene, activarlo antes de elevar el coche para prevenir que se extraiga el aire de la balona y cause daños. Si no lo tiene, el coche puede ser elevado sin medidas de seguridad. Algunos sistemas reconocen automáticamente que el coche está siendo elevado y retiene la cantidad necesaria de presión en las balonas.

Problemas al inflar

Nunca bajar el coche completamente del elevador cuando el sistema de suspensión neumática está despresurizado. Las balonas pueden no adaptarse bien y los anillos de sujeción pueden saltar. Además, un compresor envejecido puede no ser capaz de producir suficiente presión para elevar el coche desde 0. El relé puede dañarse, o en el peor de los casos, el compresor puede quemarse en su intento de presurizar el sistema hasta los niveles correctos.

En segundo lugar, las balonas deben montarse de la forma en que salieron de la caja. No estirarlas ni presurizarlas previamente para facilitar la instalación. Durante el inflado, podría doblarse incorrectamente y dañarse.

Apretando el conector VOSS

El conector VOSS generalmente no necesita ser apretado. Ignorar esto podría dañar el roscado y provocar fugas de aire. Respetar las especificaciones de torque de los fabricantes en todo momento. Apretar más de lo necesario puede resultar en el roscado dañado o roto.

Encontrando la causa

Cambiar siempre el relé cuando se instale un compresor nuevo. Es común que un relé viejo se ‘pegue’, causando que el compresor nuevo produzca aire continuamente. Esto derivará en que el compresor se queme.

Arnott recuerda que el compresor normalmente no es la causa de que un sistema de suspensión neumática no funcione, sino más bien la consecuencia de una larga pérdida en otra parte del sistema. Por lo tanto, hacer una diagnosis correcta es crucial. Comprobar todas las tuberías, conexiones y balonas para encontrar pérdidas de aire.

Amortiguadores y puntales

Inspeccionar el puntal de la suspensión neumática o el amortiguador en función y las fugas de aceite al reemplazar un resorte de aire con fugas. El aceite deteriora el caucho de la balona de aire y reduce drásticamente la vida útil de la pieza. En segundo lugar, si el amortiguador ya no realiza su tarea correctamente, la balona recibe el golpe y se dañará rápidamente.

Herramientas de diagnóstico y actualizaciones de software

Tras la prueba de conducción, asegurarse de que no vuelven al sistema códigos de error. Es recomendable comprobar los parámetros de los sensores de altura con el ordenador de diagnosis y ajustarlos si fuera necesario. Esto garantiza la altura correcta en cada esquina permitiendo que el sistema responda correctamente cuando conduce. Además, realizar una alineación de la rueda cuando se reemplace el amortiguador o el puntal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorADAS, un nuevo reto para el taller
Artículo siguienteTNU se compromete con la estrategia ‘España Circular 2030’

¡Suscríbete a nuestro newsletter!