¿Cómo revisar la suspensión neumática antes de las vacaciones?

Desde el especialista en suspensión neumática Arnott – Air Suspension Products inciden en la esencial que es hacer una adecuada revisión de este sistema antes de empezar las vacaciones de verano.

La temporada de vacaciones de verano ya ha dado comienzo y con la disminución de las restricciones de Covid-19, muchas personas planifican sus vacaciones en coche. Por lo general, esto significa que el vehículo se usa de manera diferente que en la vida cotidiana: sobrecargado, remolque, más kilómetros, etc. Todas estas condiciones adicionales causan una tensión adicional en el motor, los frenos, la línea de transmisión y la suspensión del coche.

Por eso, ante la operación salida de las vacaciones estivales, es importante hacer una revisión en el taller de confianza que implica revisar el sistema de frenos del automóvil, los líquidos, los neumáticos, las escobillas del limpiaparabrisas, el estado de la batería … Y el sistema de suspensión neumática.

Teniendo en cuenta las pasadas restricciones de movilidad provocadas por la crisis de Covid-19, una revisión de vacaciones es más importante que nunca. Durante los bloqueos parciales o totales, muchos vehículos han estado estacionados más tiempo del habitual. Ante esto, ¿qué consecuencias podría tener esto para el sistema de suspensión neumática?

La verificación adecuada de la suspensión es un factor importante. La mayoría de las personas que viajan a su destino de vacaciones llevan una carga más grande en sus vehículos y, por lo general, conducen distancias más largas. Todo lo cual desafía el manejo en carretera y la comodidad de conducción del sistema de suspensión, lo que hace que el funcionamiento impecable del sistema sea aún más importante. La ventaja de un vehículo equipado con suspensión neumática es que el sistema nivela convenientemente el automóvil en todas las circunstancias, incluidas las cargas pesadas y el remolque. Arnott muestra más de cerca cómo funciona esto:

-Los sistemas de suspensión neumática utilizan un compresor para inflar las balonas. Los sensores de altura dan a la ECU (Unidad de control electrónico) una señal cuando el vehículo no está a una altura predeterminada. Luego, el compresor bombea aire a las balonas hasta que se alcanza la altura adecuada. El sistema hace esto después de la carga mientras aún está parado, pero también de forma continua mientras conduce, toma curvas, durante las entradas en la carretera, etc.

-Las balonas son piezas de desgaste, eventualmente la goma se secará y comenzarán a surgir pequeñas grietas en las áreas vulnerables. En promedio, una parte de la suspensión neumática deberá reemplazarse en seis a diez años. El kilometraje, el clima, las condiciones de conducción y el uso todoterreno también influirán en la tasa de sustitución.

-El diagnóstico rápido de una cámara de aire con fugas es fácil. Si el automóvil está estacionado durante la noche y a la mañana siguiente una esquina está más baja de lo normal, el sistema tiene una fuga. A pesar de esto, una pequeña fuga existente puede pasar desapercibida para el conductor. Un método simple de detección de fugas es utilizar una solución de agua y jabón que evita que su cliente se quede tirado con una fuga de aire no detectada.

-Recordar que, a pesar de una pequeña fuga, el compresor aún puede mantener la presión adecuada. Sin embargo, a medida que la fuga se agranda con el tiempo, el compresor se sobrecalentará (o se quemará) en su intento de alcanzar la presión y la altura de manejo requeridas. Esto causa daños irreversibles al compresor. La carga adicional del equipaje de vacaciones y / o las carreteras sinuosas en las montañas crearán aún más estrés, por lo que es absolutamente crucial que se revise todo el sistema antes de comenzar el viaje.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorASER no deja de repartir premios
Artículo siguienteAparece un ruido en el compartimento motor, ¿por qué?

¡Suscríbete a nuestro newsletter!