“Rompamos el tabú de que no merece la pena comprar un diésel”

En un nuevo vídeo para SPG Talleres, red de Grupo Serca, Juan Francisco Calero habla sobre lo esencial de las etiquetas medioambientales. “Lo que marca lo que tu coche puede hacer o no, respecto a entrar en una ciudad o circular por zonas de bajas emisiones, es su etiqueta, no el sistema de combustión que lleve”.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=2iDxszMKGTQ[/embedyt]

 

“Existe mucha confusión con el tema de las etiquetas ambientales junto con la demonización del diésel. Muchas personas piensan que las tecnologías de propulsión de los coches están vinculadas a ciertos combustibles y que estos van a ir desapareciendo en una suerte de fecha de caducidad. Pero esto no es así”, sentencia el experto divulgador en el mundo del motor.

“Lo que marca realmente (y legalmente) que un coche pueda seguir circulando por las ciudades o las zonas de bajas emisiones es la pegatina medioambiental que tenga, no el sistema de combustión que lleve”, asegura Calero. Y es que, tal y como está estructurado el reparto de las etiquetas ambientales, muchas personas -que estén considerando, por ejemplo, adquirir un vehículo diésel con una edad de dos a ocho años- no se atreven a hacerlo porque piensan que lo van a quitar. Pero, en opinión de Calero, “no van a quitar el gasoil, para nada. La mayoría de los coches que se venden actualmente, sean gasolina o diésel, tienen la etiqueta C, la misma pegatina que siguen teniendo coches que se fabricaron hace diez años”.

“Rompamos el tabú de que no merece la pena comprar un coche diésel”, destaca Calero, especialmente, continúa, “si se está considerando comprar un seminuevo o un vehículo usado gasoil o gasolina todavía en buen estado. A efectos de circular por las ciudades, a estos coches todavía les queda mucha vida útil por delante”. Adquirir un seminuevo o vehículo usado es, según el experto divulgador, “perfectamente viable” porque hay mucha masa de vehículos con etiqueta C circulando en la actualidad, “por lo que el usuario va a estar protegido durante muchos años ya que va a tener la misma catalogación medioambiental que los automóviles más nuevos que están saliendo al mercado”.

¿Qué pasa con los Euro 3 y 4?

Por su parte, Juan Francisco Calero explica en el vídeo para SPG que “existen automóviles un poco más antiguos, como los que se rigen por la normativa Euro 3 y 4 -coches diésel de 2004 hacia atrás y coches gasolina de 2001 hacia atrás- que parece que no tienen derecho a tener la etiqueta ambiental, pero que en realidad sí que tienen derecho. Y es que esos coches ya cumplían con esas normativas. Por eso, los propietarios de estos vehículos deben informarse bien en el taller, a través de la ficha técnica o la ficha de homologación del vehículo, Euro 4 en el caso de los diésel y Euro 3 en caso de gasolina”, asegura Calero.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorLiqui Moly reduce el consumo de combustible con su nuevo aceite
Artículo siguienteBosch pone fin al desarrollo de AutoCrew

¡Suscríbete a nuestro newsletter!