Se abre el plazo de solicitud de ayudas directas para talleres

A partir del 1 de mayo de 2021, queda abierto el plazo de solicitud de ayudas directas para talleres con caídas de facturación superiores al 30% en 2020.

Se trata de un importante paquete de ayudas del que, en un principio, los talleres quedaron excluidos. Pero que ahora, gracias a Asetra y al apoyo de la Comunidad de Madrid, el sector de la reparación también puede beneficiarse de esas ayudas directas.

Según informa la patronal de talleres madrileña, las solicitudes se presentarán vía telemática en un plazo de dos meses a contar desde el 1 de mayo.

En estas ayudas, se incluyen como beneficiarios los siguientes CNAE (Clasificación Nacional de Actividades Económicas):

4520 Mantenimiento y reparación de vehículos de motor

4532 Comercio al por menor de repuestos y accesorios de vehículos de motor

4540 Venta, mantenimiento y reparación de motocicletas y de sus repuestos y accesorios

Serán subvencionables los gastos que se destinen a la satisfacción de la deuda y pagos a proveedores y otros acreedores, financieros y no financieros, así como los costes fijos incurridos, siempre y cuando estos se hayan devengado entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021 y procedan de contratos anteriores al 13 de marzo de 2021.

Beneficiarios de las ayudas

– Los empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva.

– Los empresarios o profesionales y entidades adscritos a los sectores estimados, cuyo volumen de operaciones anual declarado o comprobado por la Administración, en el Impuesto sobre el Valor Añadido o tributo indirecto equivalente en 2020, haya caído más de un 30 % con respecto a 2019.

Importe de las subvenciones

Las ayudas de este programa consistirán en subvenciones de concesión directa sobre los gastos que resulten subvencionables.

Cuando se trate de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación objetiva en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, la ayuda máxima será de 3.000 euros.

Para aquellos empresarios y profesionales cuyo volumen de operaciones anual declarado o comprobado por la Administración, en el Impuesto sobre el Valor Añadido o tributo indirecto equivalente, haya caído más del 30% en el año 2020 respecto al año 2019, la ayuda máxima que se concederá será de:

El 40% de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30%, en el caso de empresarios o profesionales que apliquen el régimen de estimación directa en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, así como las entidades y establecimientos permanentes que tengan un máximo de 10 empleados.

El 20% del importe de la caída del volumen de operaciones en el año 2020 respecto del año 2019 que supere dicho 30%, en el caso de entidades y empresarios o profesionales y establecimientos permanentes que tengan más de 10 empleados.

Desde Asetra recuerdan que, dada la cierta complejidad del proceso de solicitud de éstas y otras subvenciones de las que pueden beneficiarse los talleres, han puesto en marcha un servicio de asesoramiento específico para ayudar a las empresas asociadas a optar a las ayudas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anterior¿Cómo lleva a cabo NRF las validaciones de los embragues de ventilador?
Artículo siguienteLausan lanza la versión ‘app’ de su tienda online

¡Suscríbete a nuestro newsletter!