Se incendia su furgoneta tras dejarla en el taller y no le indemnizan

El vehículo se incendió cuando estaba siendo probado por un empleado del taller al que el dueño lo llevó a reparar, pero no recibirá una compensación porque se encontraba a más de 25 kilómetros del local.

Malas noticias para el propietario de una furgoneta, que se incendió cuando estaba siendo probada por un empleado del taller al que había sido llevada para reparar. Y es que la Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia dictada en enero por el Juzgado de Primera Instancia número 12 de esta ciudad por la que el dueño del vehículo no tiene derecho a ser indemnizado por la aseguradora ya que el siniestro se produjo a más de 25 km del lugar donde iba a ser reparado.

Tal y como se hace eco el medio Laopinióndemurcia.es, el perjudicado reclamó una indemnización cercana a los 9.000 euros señalando que el incidente se produjo después de haber dejado la furgoneta en un taller de chapa y pintura en junio de 2014 y que este tenía concertado un seguro con la compañía a la que demandó.

El juzgado rechazó la reclamación al indicar que el siniestro ocurrió cuando el empleado del establecimiento circulaba con la furgoneta por la AP-7, a la altura de Orihuela, a más de 25 kilómetros del punto de partida. De este modo, se incumplían las condiciones de la póliza del seguro de probadores, que exigían que el vehículo fuese conducido por un empleado del taller, requisito que sí se cumplía, y que la distancia no superara los kilómetros fijados, que no se cumplía.

Si bien el demandante alegó que esa exclusión era limitativa de los derechos del asegurado, la Audiencia Provincial de Murcia no la considera limitativa de los derechos del asegurado, sino delimitadora del riesgo.