Síntomas de avería en la barra estabilizadora

La marca de bilstein group, febi bilstein, explica el diseño y la función de este componente de suspensión a la vez que analiza las señales de avería. en este.

La barra estabilizadora es un componente de la suspensión que conecta la suspensión de la rueda de un eje con la estructura de la carrocería. Muchos coches están equipados con una barra estabilizadora en el eje delantero y algunos de ellos con una en el eje trasero.

A pesar de haber sido montadas en los turismos durante muchas décadas y permanecer prácticamente sin alteraciones durante todo este tiempo, estas son poco conocidas por muchos conductores aunque desempeñan un papel importante para garantizar un viaje seguro y cómodo.

¿La razón? Sin una barra estabilizadora, los vehículos volcarían en las curvas y el confort de conducción también se vería drásticamente reducido al conducir en línea recta. Por norma general, incluso los ruidos de golpeteo de la suspensión se pueden atribuir a un fallo en la zona de la barra estabilizadora.

El fallo o daño de la barra estabilizadora es en su mayor parte económico ya que los costes de material son relativamente bajos y es de fácil de instalación. Pero hay que tener cuidado: Si la barra estabilizadora está dañada, el vehículo no debe moverse. Este fallo aumenta el riesgo de balanceo de la estructura lo que puede hacer que el vehículo pierda el control y vuelque.

Diseño y función

El sistema estabilizador también consta de otros componentes, por ejemplo, los tirantes de unión o los cojinetes estabilizadores.

La barra estabilizadora se monta principalmente en un bastidor sobre unos cojinetes de goma. Los tirantes de unión conectan la barra estabilizadora con los cojinetes de suspensión o con los brazos transversales.

Las rótulas especiales que llevan los tirantes de unión garantizan la libertad de movimiento necesaria para que la barra estabilizadora pueda realizar su trabajo de forma impecable.

Cuando una rueda se deforma, la torsión de la barra estabilizadora asegura que la otra rueda también se eleve y baje al rebotar. Esto evita que la carrocería se balancee excesivamente (inclinación lateral) al tomar una curva.

Si las dos ruedas se deforman simultáneamente, la barra estabilizadora no se moverá.

Señales de avería

En caso de fallo o daños en el sistema, se producen con frecuencia fuertes ruidos de golpes en la suspensión al pasar por encima de baches o agujeros. La mayoría de las veces se debe a cojinetes desgastados o a rótulas defectuosas en los tirantes de unión.

En el caso del desgaste de los cojinetes, se produce un juego involuntario entre el cojinete y la barra estabilizadora, y esta comienza a vibrar al desviarse y rebotar.

El tirante de unión que se instala con frecuencia presenta las juntas de la rótula protegidas por una cubierta de goma contra el agua pulverizada y las influencias externas. También están llenas de grasa para que el movimiento sea lo menos friccional posible. De vez en cuando, la cubierta de goma o la junta asociada se dañan, provocando la entrada de agua y produciendo un desgaste anormalmente alto.

Consecuencia: demasiado juego en la articulación, lo que provoca los ruidos mencionados anteriormente. Al sustituir el tirante de unión, debe asegurarse siempre de que se aplica el par de apriete correcto durante el montaje. De lo contrario, la rótula puede dañarse, desgastarse prematuramente o incluso romperse.