Solución LIQUI MOLY: limpiar en lugar de cambiar el filtro de partículas diésel

LIQUI MOLY ofrece una solución que repercute directamente en el bolsillo del conductor...

El filtro más caro que dispone el automóvil es el único en el que no se hace ningún tipo de mantenimiento. ¿El resultado? Reparaciones o sustituciones caras. Es algo que puede evitarse mediante el mantenimiento y la limpieza preventiva sin renovar el filtro.

Los problemas en el filtro de partículas diésel son cada vez más frecuentes en el taller. Cuando el filtro de partículas diésel alcanza su grado máximo de saturación, la ECU (unidad de control electrónico) inicia automáticamente el programa de regeneración del filtro: se inyecta más gasóleo y la temperatura de los gases de escape aumenta. Estas altas temperaturas de gases de escape usualmente queman las partículas de hollín. Pero cuando se utilizan vehículos diésel para viajes de corta distancia, en la ciudad, el filtro de partículas de diésel no alcanza temperaturas lo suficientemente altas como para quemar las partículas de hollín acumuladas. El resultado: el filtro se obstruye y el combustible no es quemado.

¡Pero hay una solución de LIQUI MOLY!

Con el conjunto de limpieza de filtro de partículas diésel especialmente desarrollado, el filtro se puede limpiar de manera rápida y eficaz sin reemplazar el filtro. Lo único que necesita para limpiar el filtro es nuestro sistema Pro-Line de limpieza del DPF.

¿Cómo se hace?

– Se utiliza la pistola específica desarrollada por LIQUI MOLY con la sonda pulverizadora que mejor se adapte al modelo de vehículo específico.

– A través del sensor de temperatura del filtro de partículas se pulveriza el producto de limpieza del filtro de partículas (1 litro). El producto disuelve la suciedad en el interior de los filtros de partículas diésel.

– Después de esperar 20 minutos se aplica el líquido de lavado del filtro de partículas (500 ml) con la misma pistola específica. El hollín se disuelve y se dispersa en el filtro de partículas diésel, por lo que puede quemarse a través de un proceso de regeneración normal.

– Al final el coche debe hacer un recorrido de carretera entre 20 a 30 minutos a una velocidad y rotaciones constantes para que se haga la regeneración. También se puede forzar a través de un equipo de diagnóstico.

Esta operación de limpieza debe ser usada de forma preventiva y no sólo correctiva. Para ello, se debe realizar el diagnóstico siempre que el vehículo haga su mantenimiento normal en el taller, donde será posible ver el nivel de obstrucción y resolver fácilmente el problema. De esta forma, el filtro nunca llega a quedar bloqueado por completo lo que, en muchos casos, obliga incluso a su sustitución, en una operación que puede costar, en promedio, 1500 euros.

Y la atención que desactivar o quitar el filtro de partículas es una operación ilegal y perjudicial para el medio ambiente.

Ventajas Limpieza DPF:

– Permite limpiar en lugar de reemplazar el DPF

– Sin desmontar

– Servicio hecho en 1 hora

– Limpieza eficaz

– Servicio rentable

– Puede ser utilizado preventiva o correctivamente.

Dudas frecuentes

– ¿El enjuague siempre debe realizarse después de la limpieza?

Sí, es absolutamente esencial llevar a cabo el enjuague después de la limpieza. Los productos contienen sustancias que tienen un efecto agresivo después de que el líquido transportador se haya evaporado. Estas sustancias no deben permanecer en la superficie del filtro de partículas diésel después de limpiar bajo cualquier circunstancia.

– ¿Solo se pueden usar las sondas de LIQUI MOLY para limpiar y enjuagar?

Para lograr una limpieza exitosa, es importante que las áreas obstruidas en el DPF estén divididas. Para hacer esto, con necesarios un chorro de pulverización dura y productos químicos que funcionan perfectamente. El sistema de limpieza LIQUI MOLY Pro-Line para filtros de partículas diésel no solo contiene líquidos de limpieza y enjuague especialmente desarrollados, también sondas que han sido especialmente desarrolladas para el proceso de limpieza y enjuague. Los resultados óptimos solo se lograrán cuando los químicos LIQUI MOLY y los equipos correspondientes sean usados conjuntamente.

– ¿Con qué frecuencia debo limpiar el filtro de partículas y cuánto tiempo dura el proceso?

Los vehículos que conducen distancias cortas son en su mayoría afectados por filtros de partículas diésel bloqueados, lo que significa que los intervalos de limpieza dependen en gran medida del uso del vehículo. Los costos de operación se pueden reducir mediante una limpieza regular. LIQUI MOLY recomienda por tanto limpiar el filtro cada dos cambios de aceite o cada inspección importante en vehículos afectados que conducen distancias cortas.

El consejo:

Para proteger el filtro de partículas y garantizar un largo plazo de vida se debe usar como complemento a la limpieza el aditivo Diesel Partikelfilter Schutz (Ref. 2146). Garantiza una combustión óptima, evita la formación de hollín y protege el filtro de partículas diésel. El aditivo ayuda en la regeneración eficaz de los sistemas DPF, aumentando la temperatura de forma química para que la regeneración tenga lugar incluso en recorridos urbanos. La aplicación cada 2000 km directamente en el tanque de combustible, mantiene el filtro en buenas condiciones de funcionamiento, prolonga su vida útil y evita costos elevados de reparación.