Su última carrera

F1No era una carrera más, no se trataba de día cualquiera, fue el momento de la despedida. Un adiós que llega después de doce años de entrega por la Fórmula 1, de narrar cada paso que los pilotos españoles han dado en las grandes competiciones de este deporte, y que ha llegado a su fin. Y nosotros, “estuvimos allí”.

El 29 de noviembre, y coincidiendo con el último Gran Premio del Mundial de Fórmula 1 disputado en Abu Dhabi, que por cierto ganó Nico Rosberg, aunque el título de la temporada se lo haya llevado el también piloto de Mercedes , Lewis Hamilton, Antonio Lobato, junto a todo su equipo, ponían punto y final a las retransmisiones de este deporte con un emotivo especial de despedida, en el que estuvieron acompañados por Roberto Brasero  periodista y presentador del tiempo, y por el expiloto de Fórmula 1 español, Pedro de la Rosa, junto a su coche de competición.

«¿Quién me iba a decir que iba a narrar 222 carreras en tres cadenas diferentes?», decía el periodista oventense, dando las gracias a los espectadores, «que han sido nuestra gasolina, nuestro kers.  Y a los locos que confiaron en mí hace 12 años, a los que me dieron una oportunidad que me cambió la vida».

RF1 odeados de cajas con imágenes de algunos de los recuerdos más significativos, impactantes y emocionantes de estos doce años, Lobato y de la Rosa hicieron un recorrido por cada uno de ellos, ilustrándolos con diferentes vídeos que nos sacaron sonrisas, e inclusos alguna que otra carcajada  a todos, dándole un lugar protagonista a la trayectoria de Fernando Alonso.

Pero sin duda, el momento más emotivo de la jornada llegó con el recuerdo del piloto francés Jules Bianchi y María de Villota, que junto a Lobato y a su equipo, tenían un espacio dedicado a la seguridad vial.

Un adiós ¿o quizá un hasta pronto? Lo cierto es que Movistar TV adquiere los derechos en exclusiva de la F1 para la próxima temporada 2016, más será difícil separar al apasionado e incombustible, ya todo un referente en el periodismo de automoción, Antonio Lobato, del que ha sido su pasión, la Fórmula 1 y la competición.