¿Sólo los talleres de menos de 400 m2 pueden abrir al público?

Después de la publicación en el BOE del pasado domingo 3 de mayo, se generaba una cuestión en torno a si los talleres de más de 400 metros cuadrados podían o no abrir sus puertas durante la ya iniciada fase 0. De las patronales nacionales, sólo Conepa se ha pronunciado, asegurando que aunque la normativa queda ciertamente difusa, parece que esta restricción no afectaría a los talleres. Del otro lado, algunas provinciales como el Gremi (Barcelona, asociada de Cetraa) interpretan que no...

Todas las patronales se encuentran ahora inmersas en consultar específicas en relación a esta cuestión a las autoridades competentes. Y es que la orden ministerial publicada el pasado domingo 3 de mayo (38/2020) resulta ser algo difusa por interpretable.

Asetra, patronal madrileña de talleres (asociada provincial de la nacional Conepa), explica que “en relación con la referencia en el texto legal a la superficie de 400 metros cuadrados como delimitadora de la posibilidad de abrir o no, ASETRA interpreta que la norma, dentro de la filosofía de reactivación de las actividades comerciales y profesionales  y con propósito generalista, no afectaría a los talleres, aunque vamos a hacer una consulta expresa a la autoridad competente para que nos aporte su criterio de confirmación sobre este extremo”. Una respuesta que ciertamente resulta de lo más urgente.

Sea como fuere -y aún sin aclarar la anterior consulta-, con la fase 0 activa desde el 4 de mayo los talleres de reparación que cumplan con una serie de requisitos específicos podrán prestar sus servicios a todo cliente que los solicite.

¿Cuáles son los requisitos para los talleres en esta Fase 0?

Tal y como se establece en la orden ministerial publicada en el BOE el pasado 3 de mayo, existen una serie de requerimientos que los centros de reparación y mantenimiento de vehículos deben cumplir para poder abrir al público en general a partir del 4 de mayo.

El primero hace alusión al establecimiento de un sistema de cita previa con el propósito de garantizar la permanencia en el establecimiento de un único cliente por cada trabajador, sin que se habiliten zonas de espera en el interior de estos. El segundo hace referencia al establecimiento de un horario de atención preferente para mayores de 65 años, que deberá hacerse coincidir con las franjas horarias para la realización de paseos y actividad física de este colectivo.

Con respecto a la atención individualizada al cliente, esta deberá hacerse manteniendo la debida distancia entre vendedor/proveedor de servicios y cliente -de aproximadamente dos metros sin no hay elementos de protección-, o manteniendo la separación de al menos un metro cuando haya elementos de protección o barreras como mamparas. Siempre teniendo en cuenta que la atención a los clientes no podrá realizarse simultáneamente por el mismo trabajador.

Asimismo, en la entrada del local, el taller debe tener a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos con actividad viricida, autorizados por el Ministerio de Sanidad, y deberán estar siempre en condiciones de uso. Así como, el uso de mascarillas será obligatorio en caso de que no pueda garantizarse la distancia de seguridad interpersonal de dos metros entre el trabajador y el cliente o entre los propios empleados.

Desinfección del taller, un requisito fundamental

Dentro de los requisitos para que el taller pueda abrir al público en general, destaca especialmente el de la limpieza y desinfección de las instalaciones por lo menos dos veces al día, donde se incluye la higienización de pomos de puertas, mostradores, muebles, pasamanos, máquinas dispensadoras, suelos, teléfonos, perchas, carros y cestas, grifos, mamparas, teclados, terminales de pago, pantallas táctiles, herramientas de trabajo y otros elementos susceptibles de manipulación.

Así, según la orden ministerial, una de las limpiezas se debe realizar obligatoriamente al finalizar el día; otra, preferentemente al mediodía, con pausa de la apertura, para tareas de mantenimiento, limpieza y reposición de equipos de protección individual. También se exige que, después de cada limpieza, los materiales y equipos de protección utilizados se desecharán de manera segura en papeleras -si es posible con tapa y pedal-, procediéndose posteriormente al lavado de manos.

Asimismo, se procederá al lavado y desinfección diaria de los uniformes y ropa de trabajo, que deberán lavarse de forma mecánica en ciclos de lavado entre 60 y 90 grados centígrados.

Por otra parte, la Orden SND/388/2020, de 3 de mayo, exige que se cumplan las obligaciones de prevención de riesgos establecidas en la legislación vigente, tanto con carácter general como de manera específica para prevenir el contagio del coronavirus. Entre las que destaca que los trabajadores deben contar con equipos de protección individual (EPIs) adecuados al nivel de riesgo (geles hidroalcohólicos con actividad viricida autorizados por el Ministerio de Sanidad para la limpieza de manos, o cuando esto no sea posible, agua y jabón).

Actuar con prudencia y prevención

Por su parte, ante esta situación derivada de la entrada en vigor del ‘Plan para la transición hacia una nueva normalidad’, el Gremio de Talleres de Barcelona hace un llamamiento a la prudencia por parte de los profesionales del taller y propone algunas recomendaciones con respecto a esta situación ‘de vuelta a la normalidad’.

Por un lado, la asociación hace hincapié en la necesidad de disponer de los equipos de protección adecuados para reiniciar la actividad. Además, aconsejan contactar con el Servicio de Prevención, en caso de tener trabajadores a su cargo, para que le faciliten el Plan de Contingencia específico para hacer frente al coronavirus. Asimismo, recomiendan estar atentos a las guías sectoriales que patronales y sindicatos han consensuado con el fin de “garantizar la seguridad en la salud del personal afecto a la actividad”.

Por último, en caso de que el taller haya tramitado un ERTE, el Gremio de Talleres de Barcelona aconseja prudencia ya que, por lo menos hasta que dure el estado de alarma, estos siguen vigentes. Por tanto, recomiendan asesorarse y analizar si las circunstancias que dieron lugar a la tramitación del expediente de regulación temporal de empleo han cambiado, antes de adoptar medidas de dar por finalizados los efectos del ERTE, o desafectar a trabajadores (excluirlos de sus efectos).

2 Comentarios

  1. Donde dice que el cliente no puede pasar? Donde dice que el coche tiene q estar en la calle? Nadie ha obligado a comprar “La maquinita”, ( yo lo he hecho); pero no entiendo xq tienen q dejar el coche fuera y q diga q está prohibido q pase dentro. Entonces q desinfentamos los coches, en la calle????

  2. BUENAS TARDES, TENGO ENTENDIDO QUE PUEDO RECUPERAR A UN EMPLEADO EN ESTADO DE ERTE UN PERIODO DE DOS DIAS POR EJEMPLO Y LUEGO VOLVER A LA SITUACIÓN DE ERTE ??

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorMás de 1.700 talleres se forman con Solera
Artículo siguienteCarlos Palancar (Serca): “Los talleres son unos luchadores natos”

¡Suscríbete a nuestro newsletter!