Los talleres podrían ingresar un 15% menos que en 2019

La ‘Operación Salida’ de este 2020, marcada por el contexto de crisis sanitaria y económica generada por el coronavirus, dejará hasta un 15% menos de ingresos a los talleres de reparación respecto al año pasado, según la red de talleres Euromaster.

Los efectos de la crisis sanitaria y económica generada por la pandemia del coronavirus se van notando progresivamente. Y es que, en este caso, la ‘Operación Salida’ de verano de este 2020, que coincide con la reactivación del turismo nacional español a finales del mes de junio, hará mella en los talleres: ingresarán un 15% menos respecto al año anterior, según los datos de Euromaster.

Si bien, este porcentaje representará una mejora, dicen, en relación con el actual mes de junio, que se prevé cierre con una caída del 25% en comparación con el mismo periodo de 2019. Así, de manera paulatina, el impacto del confinamiento se va ralentizando en las cuentas del sector de la reparación que, según las estimaciones de la consultora Gipa, cerrarán el año con una caída de sus ingresos cercana al 20%.

Aunque hay luz al final del túnel…

Sin embargo, pese a las previsiones de caída, el mes de julio volverá a marcar un pico de trabajo para los talleres, concentrando un 17% del negocio en la época estival, lejos de la tendencia de años previos donde el 12% de la facturación anual se hacía durante este mes de verano.

Y es que se debe contar con que el verano, lleno de desplazamientos más lejanos y más kilómetros en ruta, se trata de un periodo de tiempo de mayor exigencia para la mecánica del vehículo, lo que resulta en un tráfico superior a los centros de reparación para su puesta a punto. Asimismo, a esto hay que sumarle la incidencia de los visitantes extranjeros que, según la red de talleres, suponen el 3% de los ingresos de la posventa en esta época, principalmente en los talleres de costa, donde la facturación aumenta un 10% de media en verano.

Por todo ello, se estima que, aun en el actual contexto de recuperación lenta en que nos encontramos, la Operación Salida sirva de revulsivo frente a las tradicionales campañas que el estado de alarma suspendió, como la Semana Santa, la cual sólo supone un 5% de los ingresos anuales de los talleres.

No obstante, Euromaster subraya que el comportamiento del mercado en verano dependerá de dos factores: por un lado, del volumen de llegadas internacionales, que por ahora es una incógnita y, por el otro, del tipo de desplazamiento vacacional, ya que este año los españoles, dadas las restricciones generadas por el coronavirus, pueden optar por destinos más próximos y, por ende, desplazamientos más cortos, aunque también más recurrentes.

Según Jaime Scott, director de Retail Marketing B2C de Euromaster para España y Portugal, “confiamos también en revertir el impacto de la crisis con todos los mantenimientos pospuestos entre marzo y mayo, aunque no podemos olvidar que se han dejado de hacer miles de kilómetros en este periodo y eso, a medio plazo, tendrá sus efectos porque retardará las entradas al taller asociadas a operaciones de mecánica por desgaste”.