TNU lanza su memoria anual de 2017

Según recoge esta memoria, se recogieron y gestionaron 72.618 toneladas de neumáticos fuera de uso, evitando la emisión de más de 318.069 kg de CO2 y ahorrando más de 101.666 litros de petróleo.

TNU, sistema integrado de gestión Tratamiento Neumáticos Usados, bajo el que se agrupan los principales importadores y distribuidores de neumáticos de España, acaba de presentar su memoria anual de actividad correspondiente al ejercicio de 2017, en el que hace balance de la acción ecológica que efectúa anualmente.

Según informan desde la sociedad sin ánimo de lucro, esta nueva memoria explica las actuaciones llevadas a cabo por TNU durante el ejercicio de 2017, donde se constata la correcta gestión de los neumáticos fuera de uso recogidos por el sistema. También se recogen las actividades efectuadas en todo el territorio nacional, “previniendo de este modo la contaminación y fomentando la reducción de residuos mediante la reutilización y recauchutado de neumáticos”, aseguran.

Asimismo, la edición de esta memoria corresponde al trabajo realizado por la sociedad como gestor del Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor en el año 2017, al amparo del Real Decreto 1619/2005, y la vigente Ley de Residuos 22/2011 donde, afirman, se han recogido una cifra de 72.618 toneladas de neumáticos utilizados, lo que se traduce en cerca de 6.500.000 unidades, en 5.790 puntos generadores repartidos por todo el territorio español, contando con más de 45.740 acciones de recogida, cumpliendo el principio de universalidad.

Menor carga medioambiental

Desde TNU aseguran que la valorización efectuada por ellos de los neumáticos fuera de uso se ha llevado a cabo a través de los diversos gestores contratados por el sistema, bajo el criterio de la optimización de recursos que permite alcanzar los propósitos establecidos en la vigente legislación con los menores costes del mercado.

En términos ecológicos, esta gestión ha supuesto dejar de emitir más de 318.069 kg de dióxido de carbono a la atmósfera y así dejar de consumir más de 101.666 litros de petróleo. Con ello, afirman, se demuestra que se ha conseguido una menor carga medioambiental.

En porcentajes, del total de neumáticos fuera de uso gestionados, el 45,75% se destinó a valorización energética, el 40,29% a valorización material mediante el aprovechamiento de sus componentes con el fin de convertirlos en diferentes productos –pavimentos en continuo, césped artificial, etc.- y el 13,96% restante se destinó a renovado y reciclado para un segundo uso, considerando esta la opción más ecológica, según el sistema.

A través de estas acciones, TNU cumple con su compromiso con la Economía Circular – donde su objetivo principal es la reducción de la entrada de los materiales y la producción de desechos vírgenes-, aseguran. A su vez, también cumple con la Ley 22/2011 y el Real Decreto 1619/2005, por el que se regula, de forma obligatoria, el reciclado de neumáticos fuera de uso, aprovechando al máximo todos sus componentes (caucho, metal, tejidos, etc.), siendo hoy por hoy, la mejor solución para la valorización de los neumáticos fuera de uso que se desechan a diario en España, mediante operaciones de reciclado y recauchutado, entre otras, que beneficia al consumidor final, no sólo con un menor coste de gestión, sino contribuyendo directamente a la sostenibilidad y protección del medio ambiente.

TNU_Memoria_17