Todo lo que hay que saber sobre los filtros de aire

Blue Print analiza los aspectos esenciales de esta pieza clave del vehículo.

Blue Print, una de las marcas de bilstein group, explica las propiedades fundamentales de los filtros de aire, incluyendo, cómo realizar un mantenimiento regular de los mismos.

Los motores de combustión interna consumen una gran cantidad de aire. El motor de gasolina consume de media 10.000 litros de aire por cada litro de combustible utilizado.

Para ponerse en contexto…

Un filtro de aire de un Nissan Qashqai 1.6i 2012 debe reemplazarse cada 2 años o 60.000 km. ¡En 60.000 km, el motor habrá consumido alrededor de 4.000 litros de gasolina y 40.000.000 de litros de aire!

Un motor diésel consumirá aún más aire según la cantidad de combustible utilizado, y con la adopción de reducción de la capacidad cúbica del motor combinada con la carga turbo, el consumo de aire del motor y la filtración se han vuelto aún más importantes para una combustión eficiente.

Aspectos esenciales

Estos contaminantes transportados por el aire pueden variar desde gránulos altamente visibles abrasivos de arena hasta partículas de hollín microscópicas, caucho de neumáticos, sílice, polvo de frenos, polen y humedad. En condiciones de carreteras de superficie dura, el contenido medio de polvo en el aire es de 1 mg / m3, por lo que un filtro de aire

habrá atrapado alrededor de 10 gramos de contaminantes durante su vida útil. En condiciones de camino polvoriento aumentaría significativamente, hasta 40 veces.

Si los contaminantes pudieran pasar por alto un filtro de aire, se produciría un mayor desgaste de los pistones, juntas, paredes de los cilindros y válvulas. Además, cualquier partícula de suciedad que ingrese a la cámara de combustión puede penetrar en el cárter, contaminando el aceite y reduciendo la vida útil del aceite y del filtro de aceite.

Las dos caras del filtro

Durante el uso normal, el filtro de aire se carga con contaminantes. A medida que pasa el tiempo, también lo hace la diferencia de presión entre los dos lados del filtro de aire; de forma espectacular en los motores con inducción de aire forzado; y esto crea una succión extremadamente fuerte en el lado limpio del filtro. El diferencial de presión, unido a las potentes ondas de pulso de presión producidas por un motor, puede llegar a ser tan grande que un filtro de aire por debajo del estándar puede colapsarse. Las consecuencias de un filtro colapsado pueden variar desde una fuga de aire que permite que la suciedad evite el filtro, hasta el daño inmediato y serio del motor por la ingestión de piezas del filtro contaminado.

Mantenimiento regular

Un filtro de aire debe reemplazarse de forma regular como parte del mantenimiento rutinario programado, de acuerdo con las recomendaciones de cada fabricante. En condiciones de mucho polvo, este debería ser más frecuente.

Conducir con un filtro muy cargado puede causar problemas tales como un consumo excesivo de combustible, una reducción de potencia y/o un rendimiento restringido. También causará una mezcla incorrecta de aire y combustible que llevará a un aumento de las emisiones y partículas de hollín (diésel), lo que generará más problemas en los vehículos equipados con filtro de partículas diésel (DPF).

Además…

El sistema de admisión de aire de un motor de combustión interna ha evolucionado mucho con el tiempo. Ha pasado de ser una simple carcasa para el filtro de aire, a ser una parte integral del sistema de emisiones del vehículo y la estrategia de ruido, vibración y aspereza (NVH). Un filtro mal construido o mal ajustado no solo puede aumentar el riesgo de desgaste prematuro de un motor, sino también causar ruido de inducción, resonancia y vibraciones adicionales.

La correcta instalación del filtro en algunos vehículos puede ser complicada debido a un difícil acceso; sobre todo cuando el motor tiene plataformas compartidas. En estos casos, se debe tener especial cuidado al instalar un filtro nuevo para garantizar que no esté doblado o desalineado, lo que permitiría que el aire sin filtrar pase al motor.

  • Los filtros de aire Blue Print están fabricados con medios filtrantes de alta calidad para brindar la protección y durabilidad necesarias para una larga vida útil, con una separación de contaminantes y una resistencia a la humedad excepcionales.
  • Los regulares controles de calidad garantizan una construcción de precisión para una fiabilidad del 100% y un ajuste perfecto, evitando que el aire sin filtrar entre en el sistema de admisión de aire y ocasione daños al motor o los componentes.
  • Los últimos métodos de construcción de alta tecnología otorgan a los filtros Blue Print la fuerza y rigidez requeridas para soportar las presiones exigidas por los modernos motores turbo y supercargados.
  • El ajuste de calidad OE de los filtros garantiza que el rendimiento, el ahorro de combustible y las emisiones del motor se mantengan como se diseñaron originalmente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir en Facebook

Compartir
Artículo anteriorEl incremento de CO2 se debe a la caída del diésel, según Faconauto
Artículo siguienteFare tiene más de 20.000 aplicaciones en su catálogo

¡Suscríbete a nuestro newsletter!