Un coche con nivel 2 de autonomía no permite echarse la siesta…

Todavía hay conductores que piensan que con ese nivel de autonomía (que más bien es semiautonomía) se pueden echar la siesta en su coche.

Fiarse al 100% de la tecnología semiautónoma supone un riesgo. Ya lo demostró Euro NCAP cuando puso a prueba algunos modelos equipados con sistemas de ayudas avanzadas a la conducción para concluir posteriormente que ningún coche puede conducir solo todavía.

En esta ocasión, le ha tocado el turno al IIHS -Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras, equivalente al Euro NCAP estadounidense-, que ha determinado a través de un nuevo estudio que estos sistemas están generando muchos malentendidos respecto a lo que los conductores creen que un nivel 2 de automatización es capaz de hacer. A los participantes se les preguntó si ciertos comportamientos serían seguros al utilizar estos sistemas.

Según el estudio -que encuestó a 2.005 conductores- el 48% consideró seguro quitar las manos del volante mientras el Autopilot de Tesla está activo, en comparación con el 33% o menos para otros sistemas -Traffic Jam Assist (Audi y Acura), Super Cruise (Cadillac), Driving Assistant Plus (BMW) y ProPilot Assist (Nissan)-. A su vez, el Autopilot también tuvo proporciones significativamente mayores de personas que pensaron que sería seguro mirar el paisaje, leer un libro, hablar por teléfono o enviar un mensaje de texto. Tal y como se hace eco el medio digital Motor Pasión.

No obstante, lo más impactante de todo fue que el 6% de los encuestados respondió que echar una siesta sería seguro con este sistema activo, frente a un 3% para el resto de sistemas.

A los participantes del estudio se les dijeron los nombres de los sistemas pero no las marcas de vehículos asociadas con ellos y no se les dio ninguna otra información sobre los mismos.

Es necesario recordar que, en la actualidad, todas las tecnologías requieren que los conductores estén atentos, y la mayoría que se mantengan las manos en el volante. Por el momento, sólo el sistema Super Cruise de Cadillac emplea una cámara para monitorear la mirada del conductor.

Un nivel 2 no significa que el coche se pueda conducir solo

Hoy en día, el nivel de automatización de los vehículos disponibles en el mercado está entre en nivel 1 (sistema de asistencia para mantenimiento de carriles o sistema de crucero adaptativo) y el nivel 2, aquel que puede realizar las funciones mencionadas simultáneamente.

Es decir, un coche completamente autónomo es aquel que ha alcanzado el nivel 5 SAE de conducción autónoma y la intervención del conductor es prescindible en cualquier escenario.

Sin embargo, según una encuesta de consumidores encargada por Euro NCAP, Global NCAP y Thatcham Research, más del 70% de los conductores piensan que ya es posible comprar un automóvil que se pueda conducir solo.

Bajo este marco, el presidente del IIHS, David Harkey, considera que los sistemas de conducción semiautónoma “pueden mejorar la seguridad”, pero, a su vez, cree que tienen el potencial de “crear nuevos riesgos, a menos que los conductores tengan cierta cantidad de conocimiento y comprensión”.

Estos riesgos residen, entre otros factores, en confundir los sistemas avanzados de asistencia en carretera con la conducción autónoma.

Tal y como ha sucedido con el caso de Tesla. En octubre de 2016 la compañía ya anunciaba que todos sus coches equipaban un “complejo hardware de conducción autónoma” y “a un nivel de seguridad sustancialmente mayor que el de un conductor humano”.

Dos años después tuvo que dar un paso atrás y eliminar temporalmente de su configurador online el paquete ‘Full Self-Driving Capability’, advirtiendo que se trata de un asistente a la conducción y que la responsabilidad de circular de forma segura es del conductor.