Un filtro de aire que protege al conductor contra el polen y las bacterias

MANN-FILTER explica todo lo que hay que saber sobre este filtro de aire que adsorbe las sustancias alergénicas.

El fabricante alemán MANN-FILTER ha desarrollado un filtro de aire de habitáculo cuya función es adsorber los alérgenos y, así, proteger a los ocupantes del vehículo contra el polen y las bacterias.

Para respirar aire limpio dentro de su vehículo

Hoy en día, cada vez son más las personas que padecen alergias. Para protegerlas, MANN-FILTER ha desarrollado un filtro de habitáculo que adsorbe las sustancias alergénicas y, al mismo tiempo, evita que las bacterias entren en el interior del vehículo a través del sistema de aire acondicionado o por la ventilación.

Desde hace algunos años, la Organización Mundial de la Salud ha clasificado a los alérgenos como la cuarta enfermedad crónica más habitual en el mundo. Esto se debe a que cada vez más personas sufren reacciones alérgicas, lo que significa que su sistema inmune es hipersensible. Esto no nos sorprende, ya que el polen, las bacterias y el moho siguen estando cada vez más presentes en nuestra vida diaria y también en los vehículos. Además de ser molesto y contaminar el aire del interior de su vehículo, pone en peligro la seguridad vial, ya que, si el conductor tiene que estornudar, puede distraerse durante algunos segundos. El peligro reside en la disminución de la capacidad de reacción y también se requerirá una distancia de frenado más larga.

Duro trabajo para el filtro

La protección del conductor y de los ocupantes del vehículo contra el polen y las bacterias requiere el uso de filtros de aire de habitáculo efectivos. Esto se debe a que durante la temporada de polen existen, aproximadamente, 3.000 tipos de polen en un solo mililitro de aire. Parece que sea una enorme tarea la que realiza el filtro. Y es que lo es.

MANN-FILTER ha desarrollado una solución muy efectiva para afrontar este problema. Es un filtro de habitáculo que adsorbe los alérgenos, así como partículas pequeñas y gruesas. Además, también evita que las bacterias y el moho entren al interior del vehículo a través del sistema de aire acondicionado o por la ventilación.

Revestimiento biofuncional para proteger contra los alérgenos

¿Cómo funciona? Mediante el uso de una capa del filtro en particular.

Los filtros de habitáculo más comunes incluyen un filtro de partículas y, a menudo, una capa de carbón activo. Lo mismo ocurre con los filtros de habitáculo de MANN-FILTER. La capa filtrante de partículas separa casi por completo las partículas gruesas tales como el polvo, el polen y restos de neumáticos, así como las partículas más pequeñas que se pueden respirar, tales como aquellas en suspensión. La capa de carbón activo adsorbe prácticamente todos los gases nocivos, olores desagradables y ozono del aire que circula por el sistema.

No obstante, estos filtros de habitáculo también constan de una tercera capa con un revestimiento biofuncional en particular hecho de los llamados polifenoles. Estos polifenoles son una serie de compuestos naturales que presentan un efecto antiinflamatorio de los que se cree que fomentan una buena salud. Están presentes en plantas como el té verde y la granada, además de muchas otras. Asimismo, tienen la capacidad de adsorber alérgenos y hacerlos inofensivos.

 

 

 

 

Cortar de raíz una enfermedad temprana

El recubrimiento de polifenoles tiene un efecto antialergénico y antimicrobiano. Protege al conductor y a los ocupantes del vehículo contra bacterias, hongos y alérgenos y los adsorbe hasta un 100%. Esto nos permite cortar las enfermedades de raíz, y las personas que padecen alergias pueden respirar sin dificultad.