Un nuevo sistema para evitar fraudes en la venta de V.O.

871138_1Combatir el fraude en las operaciones de compraventa de vehículos de ocasión (V.O.) es posible, según un nuevo sistema diseñado por la Dirección General de Tráfico (DGT). Desde la institución han anunciado que van a incorporar a la información sobre coches matriculados un registro que recopile el historial de averías y reparaciones que ha sufrido el coche a lo largo de su vida útil.

Este sistema consiste en poder identificar el estado del vehículo a través de un simple sistema basado en el código de colores de los semáforos. Si el coche está en perfecto estado, la etiqueta que le acompañará será de color verde, si ha tenido un complicado historial de reparaciones será naranja y si no debería de ser comprado, roja.

La subdirectora adjunta de Vehículos de la DGT, Susana Gómez Garrido, anunció en el Foro de ABC Motor que lo que se pretende conseguir con esta iniciativa es proporcionar información “sobre cuatro o cinco parámetros básicos del estado del y mecánica del vehículo consultado”.

Así se podrá hacer un primer filtro a la hora de comprar un coche de segunda mano, y estará avalado por el sello de los talleres oficiales que realicen el mantenimiento y las reparaciones de los vehículos. Además, esta documentación será imprescindible para superar las ITV.

Recomendaciones antes de comprar un V.O.

Existen ciertas recomendaciones a seguir antes de aventurarse a comprar un vehículo de ocasión. La primera es hacerse una idea del precio real en el mercado, para así no dejarse llevar por los precios demasiado bajos que suelen acarrear malos productos.

Además es muy importante exigir la garantía mínima de doce meses, que es obligatoria por Ley si esta transacción se lleva a cabo en un establecimiento especializado.  Si se compra entre particulares también se puede reclamar al encontrar una avería oculta gracias a la Ley de Consumidores.

También es recomendable pedir un certificado de kilometraje y el libro de revisiones sellado, saber el número saber el número de propietarios que ha tenido el coche y solicitar un informe de tráfico donde comprobar los embargos o multas que pesan sobre el automóvil. Y, siempre, firmar un contrato de compraventa, nunca adelantar dinero antes de que se haya formalizado la operación.