¿Un radar que mide las emisiones de los coches? Existe y está en Madrid

Madrid tiene un ‘radar’ que detecta y cuantifica los niveles de dióxido de carbono, monóxido de carbono, hidrocarburos, óxido de nitrógeno y partículas finas mediante un haz infrarrojo y ultra violeta que cruza la calzada.

Madrid lleva experimentando con los radares de emisiones desde 2018. Desde entonces, según recoge la Asociación Española de Profesionales de Automoción, Asepa, el consistorio de la capital ha estado desarrollando un plan de implantación de medidores de contaminación. Actualmente, aseguran, el plan está en su fase final, y culminará con la llegada de medidores ubicados en puntos estratégicos y que identificarán a los vehículos más contaminantes si sus niveles se colocan por encima de lo permitido y para indicarles que han de pasar una ITV extra.

El dispositivo en cuestión con el que Madrid empezó a experimentar en la medición de emisiones se llama RSD (Remote Sensing Device), está desarrollado por la empresa española Opus RSE y, según informa Asepa, es capaz de detectar y cuantificar los niveles de dióxido de carbono, monóxido de carbono, hidrocarburos, óxido de nitrógeno y partículas finas mediante un haz infrarrojo y ultravioleta que cruza la calzada, realizando una medición óptica en menos de un segundo.

En palabras de Ángel Niño, concejal delegado de Innovación y Emprendimiento de Madrid, el consistorio madrileño ha explicado que el proyecto se encuentra en una segunda fase de pruebas. Se trata del “primer sistema de teledeteccion en tiempo real de partículas contaminantes de vehículos con tecnología 100% española”.

En este tiempo, según el informe de Asepa, el dispositivo RSD -situado en la céntrica calle Prim de Madrid- ha analizado a 67.388 vehículos, de los cuales un 77% son turismos. De la cifra total, el 4,7 % son vehículos sin distintivo ambiental, responsables de casi el 29% de las emisiones totales del tráfico en dicho punto, tal y como se desprende de los datos registrados por el medidor y se notifica el nivel de contaminación a los conductores correspondientes mediante un panel luminoso que lo califica de nivel bajo, medio o alto, mostrando una carita sonriente o triste en función del resultado.

Después, según ha explicado el delegado, se probará en otros cuatro puntos de la capital -aún por determinar- para consolidar el sistema en el próximo año 2022.

Asimismo, el dispositivo de medición es capaz tanto para detectar las emisiones contaminantes como la matrícula del vehículo en cuestión y cruzarlo con los datos técnicos de su ficha técnica, además de calcular la velocidad y aceleración de cada vehículo.

Por su parte, el delegado de Medio Ambiente y Movilidad Borja Carabante ha precisado que con este tipo de avances tecnológicos, “Madrid quiere estar a la vanguardia de la digitalización y, sobre todo, de la sostenibilidad”.

Además, Carabante ha confirmado que este nuevo sistema va a permitir avanzar en tres aspectos. El primero, en el conocimiento estadístico del parque móvil contaminante. En segundo lugar, la telecabina posibilitará el desarrollo de la Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad y que ya incluye la obligatoriedad de que determinados vehículos realicen una revisión puntual en las ITV cuando los agentes de la autoridad sospechen de la existencia de elevadas emisiones de humos mientras circulan por la ciudad. Por último, se puede emplear con carácter informativo, porque “estamos valorando poder remitir esta información personalizada al domicilio de los titulares de los vehículos para que tengan conocimiento fehaciente del nivel de emisiones de su vehículo y, por tanto, que puedan tener un mayor compromiso medioambiental, verificando esas emisiones en la ITV”.

No obstante, queda en el aire qué ocurrirá en caso de que los niveles de emisiones superen los establecidos en la ficha técnica del vehículo, si se valoran sanciones económicas a los vehículos más contaminantes o si esta tecnología se podría utilizar para controlar qué vehículos acceden a las zonas de bajas emisiones.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir
Artículo anteriorEl director general de Liqui Moly dejará la empresa en 2022
Artículo siguienteLa facturación del taller cae un 7% entre enero y junio de 2021

¡Suscríbete a nuestro newsletter!