Los usuarios riojanos conocerán sus derechos frente a las aseguradoras

Ha sido la patronal riojana de talleres, Ariauto, la que ha puesto en marcha esta nueva campaña.

Los concesionarios y talleres de la zona repartirán documentación a los usuarios...

La Asociación Riojana de Automoción (Ariauto) ha lanzado una campaña con la que pretende informar a los usuarios acerca de sus derechos frente a las compañías de seguro en caso de sufrir un accidente. Hacen especial hincapié en la libre elección de taller.

Una campaña que comenzó el pasado 24 de mayo y que hasta el próximo 8 de junio tratará de llegar a los usuarios con su mensaje a través de un millar de carteles y 22.000 folletos con información de los derechos de los propietarios repartidos en concesionarios y talleres riojanos.

Ariauto quiere hacer especial hincapié en la libre elección de taller de los usuarios. Pero no sólo, también en el derecho a recibir una copia de la póliza con todas las cláusulas limitadoras (incluida la posibilidad de poner fin a un contrato), al derecho a que la aseguradora realice una valoración de los daños sufridos y a que la compañía facilite toda la información de la valoración del siniestro.

Otros derechos son el de ser indemnizado a los cuarenta días de haber declarado el siniestro, o que, en caso de ser el perjudicado, la indemnización por los daños sufridos no se reduzca al valor contratado sino a la reparación completa o sustitución del coche.

Del mismo modo, se tiene derecho a conocer cualquier acuerdo al que haya llegado la aseguradora con terceros (siempre que pueda afectar al usuario), a conocer el domicilio y dirección postal de la aseguradora para llevar a cabo cualquier reclamación, a elegir en caso de ser necesario un abogado o procurador y a poder presentar una reclamación en la Dirección General de Seguros y en la Dirección General de Consumo de la Comunidad.

Se tiende a mirar solo el precio…
Ricardo Operé, presidente de Ariauto, explica que como “en general los conductores ya tienen un taller de cabecera, lo que gusta es que sea este el que repare el vehículo y no el que le diga una compañía”. Si bien, afirma que en aquellos casos en los que las pólizas firmadas digan que cuando se trate de un “daño propio” hay que ir a un taller concertado, “hay que hacerlo”.

“Este es un problema que viene de atrás, la compañía de seguros trata de bajar sus costes, algo que es razonable, como en cualquier empresa, y para eso llegan a acuerdos con talleres”, ha añadido Operé, que sin embargo no considera procedente algunas de las circunstancias que se están dando en el mercado hoy en día respecto a la relación que las compañías de seguros mantienen con los talleres.

Y es que el presidente de Ariauto considera que cuando se contrata una póliza se tiende a mirar sólo el precio “pero no las garantías y las coberturas”; algo que cuando hay un siniestro puede llevar a los usuarios a caer en la cuenta de que “podía haber tenido mejor seguro”.