Una reflexión sobre el taller multimarca…

El blog de Manel Báez en La Comunidad. Invita a los propietarios de los talleres a verse a sí mismos como lo que son: empresarios...

He visitado un gran número de talleres a lo largo de mi trayectoria profesional y observo aspectos bastante comunes en la gran mayoría, el que más destacaría es que cuando hablas con los propietarios, son muy pocos los que se consideran empresarios, la gran parte de ellos dicen ser mecánicos.

Esto los lleva a dejar de lado la gestión de su actividad y centran todos los esfuerzos en dar un servicio excelente al cliente y focalizar los recursos en una correcta reparación, ahí se sienten más cómodos. Y la gran mayoría consiguen ese objetivo, dar un servicio excelente y por general son grandes técnicos. Aunque eso les lleva en ocasiones a comprar el problema al cliente.

La gestión, como yo la entiendo, no es estar delante de un ordenador todo el día, la gestión la entiendo como analizar, medir y controlar los procesos.

  • Definir procedimientos de trabajo para no tirar tanto de improvisación.
    • Como se quiere recepcionar al cliente y al vehículo
    • Gestión de citas
    • Planificación de la actividad
    • Entrega
    • Seguimiento
  • Utilizar las herramientas digitales, tales como el e-commerce y un buen SAT (Servicio de Asistencia Técnica)
    • Se fugan muchas horas por ahí, y todos lo saben.
  • Correcto uso del programa de gestión
    • Fichajes
    • Almacén
      • No vale con poner el PVP y el descuento, se ha de dar entrada y salida del material en el módulo de almacén
    • Aprovechar las campañas de producto de su Distribuidor
    • Explotar la base de datos del taller.

Y uno de los puntos clave para mí es el control de tiempos, se han de fichar en presencia y en las órdenes o partes de trabajo.

Hay que parar y pensar, quizás una hora en el despacho es más productiva que 2 “haciendo de todo”.

Creo que todos los que formamos parte de este apasionante sector, deberíamos focalizar y centrar esfuerzos en aportar soluciones prácticas, programas de formación eficaces, tanto técnicos, comerciales y de gestión, y herramientas de gestión a los talleres, porque al igual que en el fútbol los Messi o Cristiano Ronaldo son los principales actores, en nuestro sector, el actor principal es el taller.