Víctor Gámez (consultor): “En el tiempo del DESCUENTO”

Una nueva entrada del blog del consultor Víctor Gámez en La Comunidad del Taller.

Llevo varias semanas realizando auditorias a talleres por toda España y salvo contadas excepciones, los problemas son siempre los mismos: Bajo rendimiento (Horas Facturadas/Horas Presencia) y dependencia total del margen del recambio.

Creo que somos conscientes de que tenemos un problema, pero este problema permanece enmascarado por la competitividad, a veces kamikaze, de los distribuidores españoles que durante la crisis han apretado sus márgenes al mínimo y han seguido amparando una política de precios desmesurados con grandes descuentos y un servicio al taller que no hace sino ocultar la propia ineficiencia de éste en cuanto a planificación y procesos.

Este escenario es aceptado por todo el sector, empezando por los propios constructores de automóviles que son los que marcan la tendencia al resto (sobre todo al recambio IAM que parece ir siempre a rebufo de sus PVP) y han aplacado la crisis en las ventas del vehículo nuevo con constantes subidas de los precios del recambio, incluso montando sus propias distribuciones nacionales para evitar perder el control sobre los precios.

Estoy sentado en una cafetería del centro de Madrid redactando este articulo y paso totalmente desapercibido, ya que todo el mundo tiene un portátil, tablet o móvil en la mesa y esta navegando por internet, la mayor parte de la gente es más joven que yo, millenials los llaman ahora, nacidos en un entorno digital y que viven conectados, éstos también empiezan a adquirir coches y pronto tendrán familia.

Pienso en mi padre, siempre tuvo su mecánico de confianza, lo que le dijera él era verdad absoluta, hace unos años que se jubiló y ya ni siquiera tiene coche. Yo intento seguir su ejemplo y a veces me cuesta pero mi hija pequeña ya maneja el iphone y la tablet con sólo 4 años.

Me pregunto qué pasará cuando éstos millenials consulten lo que cuestan los recambios en internet y se planteen comprarlo y llevarlo al taller, o simplemente vean lo que cuesta y planteen la desconfianza ante el mismo taller que les hizo un presupuesto y les puso una cantidad irrisoria de mano de obra porque con el 50% de descuento que le hace su distribuidor ya les salen las cuentas.

Les dirán que les pagan la mano de obra y ellos compran la pieza. Esto no es nuevo y ya ha pasado con las ruedas. Me puede decir alguien: ¿quién gana dinero hoy vendiendo neumáticos? He llegado a ver, grandes talleres de neumáticos vendiendo ruedas seminuevas (esto antes no pasaba…).

Todos sabemos que esas páginas de internet que venden recambios directamente están floreciendo como setas (algunas alentadas por distribuidores y fabricantes, porque hay que estar a todo, solo faltaría que aquí en España alguien haga negocio y yo me quede fuera…)  y además cada vez tienen mejores sistemas de identificación para las piezas con número de bastidor e incluso matricula.

Pero es que la cosa no se queda en la mecánica, sigue con la carrocería con un parque de 12 años de antigüedad y una primas que dan risa a toda la Unión Europea, ¿cuánto creemos que van a aguantar las aseguradoras sin trazar una estrategia con fabricantes y distribuidores para abaratar los PVP? Coste Medio es el concepto de moda hoy en día, pero es que el recambio representa casi un 50% de ese coste medio.

Nosotros los usuarios estamos acostumbrados a pagar un precio muy bajo por lo seguros y no creo que esto vaya a cambiar, porque siempre habrá otra compañía que me lo haga más barato (parece que ya no existen los “Bonus/Malus”).

Con todo este panorama, lo único que le queda al taller es hacer valer su MANO DE OBRA =   Conocimiento + Formación + Experiencia + Inversión + Instalaciones + Maquinaria = Algo único que no puede venderse a través de internet.

La razón de ser de un taller es su profesionalidad, podrán vender el recambio muy barato, enviarlo muy rápido, ser muy simpáticos pero nadie será capaz de montarlo dando la confianza y garantía que necesita el cliente.

Os dejo una escena de la película “Las chicas de la Cruz Roja” de 1958 con Tony Leblanc que tiene su gracia y da que pensar.

Defendamos nuestra mano de obra, porque es la única razón de nuestra existencia.

Sois necesarios y no pueden prescindir de vosotros, mientras haya coches se necesitarán profesionales formados que sepan repararlos.

Los talleres venden mano de obra y necesitan ser competitivos en este aspecto y así poder decir que no están sobreviviendo en el tiempo del descuento…

3 Comentarios

  1. Buenos días Víctor, tengo taller que fundo mi padre en el 1965 y sigo sus pasos, te doy la razón en cuanto a que nuestros padres (en mi caso clientes y amigos) llevasen el coche al taller de toda la vida.
    También te digo que las horas que facturamos actualmente nos las estan tirando a tierra las aseguradoras, ejemplo: por los años 2000 y algo, cualquier perito te pagaba 18 a 20 horas de pintura en un vehículo completo sin muchos daños, hoy en día te puedo enseñar peritaciones que no llegan a 10 horas.
    Esa es la primera bajada, y hay que poner remedio, desde hace años en mi casa se fija las horas de reparación según los programas que cada uno tenemos (ya sabemos audatex, Gt, etc etc..) y en mi caso como te digo, siempre aplico esos baremos, tanto en chapa, pintura como en mecánica, cosas que como tu sabes muchos chapistas y mecánicos no hacen, van al pelotazo, las pastillas y discos 150 euros y DAME 70 solo de mano de obra, es lo mas común, de hay el problema de facturar esas horas.
    Por mi parte todos los años realizo el estudio de conste de mano de obra y la verdad que es una cosa que si muchos talleres la realizaran mas de uno se llevaría una gran sorpresa viendo como le están regalando dinero a muchas compañías.
    Respecto al tema que comentas sobre las nuevas generaciones, sobre traer el recambio ellos a nuestras instalaciones, te diré que la ley de consumidores prohíbe totalmente eso, ninguna pieza que no sea comprada por el taller se podrá montar en un vehículo, ya que el garante de la reparación siempre sera el taller, aun poniendo en la factura que el cliente es el que trajo las piezas y es consiente de ello y hay sentencias al respecto. También te diré que casi todos lo hacen.

    • Estimado Francisco,

      Ya no preocupa tanto que la compren y la traigan, sino que vean el precio por internet y vayan al taller a plantear problemas y perdamos esa confianza que es la que nos hace trabajar

      Un fuerte abrazo

  2. Víctor Gámez . Me gusta mi oficio ,LA MAYORÍA DEL TIEMPO DISFRUTO . No creo ser mejor que nadie,ni peor ;PEROO…ME VEO INCAPAZ DE ESCRIBIR O EXPRESARME COMO TU LO ACABAS DE HACER ¡¡ un saludo!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Compartir en Facebook

Compartir
Artículo anteriorNorber Alonso: “¿Por qué en el taller unos cobran más que otros”
Artículo siguienteLos usuarios prefieren elegir taller que ir al que les dice su compañía

¡Suscríbete a nuestro newsletter!