“Y luego mucha seguridad y mucho anuncio de la DGT…”

Lo que dice la ley respecto a los recambios de segunda mano es del todo un sinsentido. Las piezas usadas relativas a los sistemas de frenado, dirección y suspensión no se pueden montar en el taller, ni siquiera con el consentimiento expreso del cliente. Sin embargo, sí pueden venderse en el desguace. Carlos G. Pozo, director de La Comunidad del Taller, lo analiza todo en su vídeoblog.