ZF alarga la vida útil de sus amortiguadores SACHS

ZF Aftermarket, a través de su marca SACHS, comercializa amortiguadores recubiertos de plástico para la mayoría de los vehículos comerciales.

ZF Aftermarket está incrementando la vida útil de los amortiguadores todavía más, ofreciendo amortiguadores Sachs para vehículos comerciales con tubos protectores de plástico para el mercado de repuestos, además del equipo original.

La seguridad del transporte es una prioridad máxima para los operadores de vehículos industriales, especialmente con cargas sensibles. Como pieza de repuesto relevante para la seguridad, el amortiguador, junto con el muelle, forma el vínculo de conexión entre la suspensión de la rueda y el chasis. Reduce las vibraciones del muelle del chasis, lo ralentiza y asegura un óptimo contacto con la carretera. “Los amortiguadores para vehículos comerciales de Sachs proporcionan un confort de conducción óptimo, al tiempo que ofrecen la máxima seguridad para el transporte”, señalan desde la compañía alemana.

ZF ofrece para el mercado del recambio independiente amortiguadores para vehículos industriales con una cubierta plástica. La empresa asegura que el diseño con tubos protectores de plástico tiene las siguientes ventajas sobre el diseño anterior con tubos protectores de metal:

  • El plástico es mucho más resistente a las influencias corrosivas como la humedad y la sal para carreteras.
  • El uso de plástico en lugar de metal en la cubierta, también reduce el peso de cada amortiguador, lo que contribuye en última instancia a la importante tarea de reducir el peso.

El montaje de los amortiguadores con tapas de plástico se realiza de la misma manera que para los conocidos amortiguadores con tapa de metal. Por lo tanto, debe observarse la correcta disposición de las piezas para el montaje de los amortiguadores (articulaciones de los pernos/cojinetes de los amortiguadores). Además, los montajes de los amortiguadores, la dirección y las piezas de caucho-metal deben ser revisadas en cada inspección. Se recomienda engrasar ligeramente los pernos de fijación de las juntas anulares. Sin embargo, las piezas de caucho-metal deben protegerse contra la grasa. Lo que debe evitarse por completo al instalar un amortiguador con una cubierta de plástico contra el polvo es el contragolpe en el propio tubo protector, que no es necesario para una correcta instalación profesional.

Los amortiguadores de los vehículos industriales deben ser generalmente revisados y reemplazados, si es necesario, a más tardar después de 250.000 km. Se recomienda que los componentes circundantes también se sometan a una inspección profesional. De esta manera, los componentes defectuosos en las proximidades de los amortiguadores pueden ser detectados a tiempo y se evitan costosos tiempos de inactividad.

Amplia gama de amortiguadores Sachs con calidad de Equipo Original

Si es necesario reemplazar el amortiguador, ZF Aftermarket recomienda usar un amortiguador Sachs de calidad OEM. “Los productos de ZF Aftermarket siempre están hechos de materiales de alta calidad y reflejan el último estado de la técnica”, explican. La gama de amortiguadores que ofrece ZF Aftermarket bajo su marca Sachs incluye los amortiguadores clásicos, así como los amortiguadores CDC, que ajustan la dureza de la amortiguación en tiempo real a la situación de conducción. También se encuentran disponibles amortiguadores de cabina con muelles estándar o neumáticos, así como CALM (módulo de nivelación de aire de la cabina) y amortiguadores de eje para remolques. Otro punto destacado de la cartera de productos de ZF Aftermarket son los módulos de amortiguadores de muelle neumático Sachs, que como unidad compacta representan una alternativa a la instalación habitual de amortiguadores y muelles neumáticos uno al lado del otro.

Melett

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here