ZF y SPG Talleres sortean un iPhone 8 de 128Gb

Con esta promoción, válida hasta el 30 de noviembre, por el cambio de kit de embrague de la marca Sachs, los usuarios finales pueden conseguir un iPhone 8 de 128Gb.

Sachs, la marca perteneciente a ZF, y SPG Talleres han puesto en marcha una promoción, válida hasta el 30 de noviembre, con la que por cambiar el kit de embrague por uno de la marca Sachs en cualquiera de los talleres de la red SPG, el usuario final podrá entrar en el sorteo de un iPhone 8 de 128Gb.

Para participar en el sorteo, el cliente debe acudir a su centro de reparación de la red SPG Talleres más cercano y realizar un cambio de kit de embrague de Sachs. Allí, se le ofrecerá un código para canjear y así participar en el sorteo.

Por su parte, el kit de embrague Sachs incluye el plato de presión, el disco de embrague y el cojinete de desembrague, con una grasa especialmente formulada para que el montaje del embrague “ofrezca la máxima seguridad y efectividad a los conductores”.

¿Cuándo es el momento de cambiar el embrague?

El cuándo se debe sustituir el embrague por uno nuevo depende de la manera en que se conduzca, de los kilómetros que se hagan al año y del estado de mantenimiento general del coche.

De forma orientativa, se puede tomar como referencia una revisión del embrague cada 150.000 kilómetros. No obstante, desde SPG recomiendan preguntar al taller siempre que se haga una revisión oficial.

A su vez, aconsejan prestar especial atención ante los siguientes indicadores:

-El coche se revoluciona al pisar el acelerador, pero no coge velocidad.

-Las marchas entran mal y de forma brusca.

-Cuando se suelta el pedal del embrague, su recorrido es muy corto y de forma muy rápida el coche se pone en movimiento.

-Se escuchan chirridos al pisar el embrague.

-Cuando parpadea o se enciende algún piloto que indique que se debe parar el coche por un fallo, entre los que se puede encontrar esta pieza.

SPG Talleres recomienda visitar el taller al notar cualquier anomalía en el cambio de marchas y llevarlo a revisión antes de que la avería sea mayor y el coste de reparación sea complicado de asumir.