¿Es posible reducir el número de partículas perjudiciales para la salud?

MANN+HUMMEL explica cómo su sistema de ventilación TMS 3000 reduce el número de partículas que pueden llevar gérmenes u otros organismos perjudiciales para la salud.

En el transcurso de 24 horas una persona emite aproximadamente 35 millones de partículas (polvo fino) a la atmósfera que le rodea. Al aire libre no es un problema, pero en un lugar estéril, como el quirófano de un hospital, la situación es bastante diferente. La filtración es especialmente importante aquí, ya que las partículas y el polvo fino del aire pueden llevar gérmenes, microbios y otros organismos perjudiciales a las heridas abiertas.

El sistema TMS 3000 de MANN+HUMMEL Vokes Air permite contrarrestar este riesgo de forma efectiva. Este sistema de ventilación reduce el número de partículas en la sala de 35 200 000 de partes a solo 3520, lo que proporciona de este modo un entorno seguro para los pacientes y el equipo quirúrgico.

Según informa la compañía, participan desde 2013 en la planificación y construcción del nuevo Centro Materno-Infantil de la Clínica de Ludwigsburg y en abril de 2017 se abrieron dos quirófanos, ambos con esta solución de ventilación. Fue un plazo de proyecto breve pero factible, que, aseguran, les exigió estar al máximo y que trabajaran conjuntamente como un equipo con éxito.

El sistema TMS 3000

Las salidas de aire de sala limpia de MANN+HUMMEL se lanzaron al mercado a finales de 2014. Es un sistema que cumple los elevados requisitos de la norma DIN 1946-4:2008-12 para un estado del aire óptimo e higiénico en las salas y edificios del sector de la atención sanitaria. Estos requisitos pueden garantizarse principalmente con un caudal de aire de suministro de 3000 m3/h, junto con la renovación adecuada del aire y un sistema de extracción de aire diseñado simétricamente. Los altos caudales de aire aseguran la eliminación rápida de sustancias perjudiciales para intervenciones quirúrgicas o mediante láser. De este modo, también mejoran la seguridad y la salud laboral del equipo quirúrgico.

El sistema TMS 3000 se fija directamente al techo para que no haya huecos en los que se puedan acumular partículas o gérmenes. El alumbrado integrado asegura la iluminación óptima de la zona de operación. Su sistema de marco también es una solución cerrada, de manera que se puede fijar más rápida y fácilmente y requiere menos puntos de sujeción en el techo. El sistema también presenta un menor consumo energético gracias a su tecnología de filtro “Fabricada por MANN+HUMMEL Vokes Air”, que minimiza la pérdida de presión con una caída de presión inicial baja de 110 Pa.

Apoyo a mujeres embarazadas

Afirman que este proyecto se centra principalmente en ofrecer apoyo a mujeres embarazadas cuyos hijos nacen en circunstancias difíciles, como por cesárea. El sistema de ventilación debe ayudar a asegurar que las mujeres que dan a luz pueden ser tratadas en las mejores condiciones médicas posibles. Aseguran que pusieron mucha energía en la planificación, fijación de nuevas normas en el camino, para hacerlo realidad con la ayuda de sus productos y, a pesar del corto plazo de proyecto comparativamente, pudieron lograr un resultado “verdaderamente magnífico”. Ni siquiera los diversos desafíos que encontraron (como los cambios constantes en los requisitos normativos durante plazos de proyecto largos, los cambios hechos por el cliente y diversos problemas técnicos) pudieron evitar que lograsen su objetivo de entregar un producto “de calidad inmaculada”.